Papas fritas belgas, no francesas…

Recuerdo la primera vez que fui a cenar con Patrick -mi esposo belga- y ordené carne con ‘french fries’ al lado, ahí surgió el primer reclamo en la relación, ¡las papas fritas son de Bélgica, no de Francia!

Y es verdad, según el historiador y periodista belga Jo Gérard, las papas fritas fueron creadas en Bélgica alrededor de 1680. Las familias pobres cocinaban pescado frito, pero durante los inviernos tan duros, se congelaba el río, así que comenzaron a cortar las papas en forma de pescado y a freírlas. Las primeras áreas fueron Namur, Ardennes y Dinant.

Hoy en día hay miles de puestos, carros o restaurantes en todo el país que sirven las deliciosas papas fritas en un cono de papel y ofrecen una amplia variedad de salsas para acompañarlas.

¿Cuál fue el siguiente reclamo? El chocolate de México o Bélgica…

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
One Response to “Papas fritas belgas, no francesas…”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] delicias de Bélgica Papas fritas belgas, no francesas Castillo de Reinhardstein, una joya escondida de […]