48 horas en Bogotá

Colombia es un país lleno de maravillas naturales, de cultura, de gente linda y sobre todo de ‘rumba’. Aunque como en todo país se necesita tiempo para conocerlo, aquí tienes los puntos más relevantes para que te quedes con una esencia de lo que es su capital, si sólo se cuenta con 48 horas para visitarla.

Viernes

Cerro Monserrate

Empieza el día en este cerro que es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Monserrate se encuentra a 3,152 metros de altura sobre el nivel del mar, se sube a la cima a pie o a través de un teleférico o funicular y ahí se puede visitar el Santuario del Señor Caído. Monserrate ha sido centro de peregrinaciones desde la época colonial.

También es el lugar perfecto para obtener una vista panorámica de la ciudad.

Vista panorámica desde el Cerro Monserrate. Foto © Patrick Mreyen

Casa Museo Quinta de Bolívar

Al bajar del cerro, visita la Casa Museo Quinta de Bolívar. Tras la guerra de independencia, el gobierno de Nueva Granada decidió obsequiar la Quinta al Libertador Simón Bolívar, quien fue propietario durante diez años y la habitó de forma ocasional.

Aunque en diversas ocasiones la Quinta se encontró en mal estado, fue su compañera sentimental, Manuelita Sáenz quien transformó la Quinta en lugar de fiestas y reuniones. En ella se vivieron grandes momentos de la historia colombiana.

Museo Quinta de Bolívar. Foto © Patrick Mreyen

La Candelaria

El resto de la tarde se recomienda pasarlo en el colorido barrio de La Candelaria y comer ahí en el centro histórico de la ciudad. Como en todo lugar hay que recorrer sus calles, visitar la Catedral, la Plaza Mayor, ver los edificios históricos como el Palacio de Gobierno (Casa de Nariño), el Palacio de Justicia, la Biblioteca Luis Ángel Arango, etcétera.

Pero hay dos museos que no deben dejar de visitar. El Museo Botero situado en un palacio del siglo XVIII, que alberga 208 obras donadas por el artista colombiano, de las cuales 123 son de Fernando Botero y 85 de pintores internacionales. El museo es precioso, uno de los puntos principales a visitar en Bogotá. El segundo es el Museo del Oro, el cual muestra la historia de la relación de los pueblos prehispánicos con el oro y otras piedras y materiales. Es realmente impresionante.

En un país donde el café es una de sus ‘joyas’ más preciadas, se recomienda entrar a disfrutar uno, antes de ir a cenar y de empezar la noche, que en Colombia las noches de rumba son famosas.

Museo Botero. Foto © Patrick Mreyen

El Parque de la 93

Después de un día de grandes atractivos turísticos, hay que darse un merecido descanso y cenar en el Parque de la 93. Además de ser muy popular, está rodeado de restaurantes, cafés y bares. El Salto del Ángel es una buena opción.

Zona T

Si se desea seguir de copas y conocer otra zona moderna de la ciudad, la Zona T es una excelente opción.

Bar en la Zona T. Foto © Patrick Mreyen

Sábado

Catedral de Sal

En la mañana salir rumbo a Zipaquirá, a unos 50 km del norte de Bogotá, para visitar la Catedral de Sal, una de las maravillas de Colombia. La catedral se encuentra a 180 metros bajo tierra, fue inaugurada en 1995 en una mina de sal. Conforme se avanza y se desciende por el Viacrucis hacia la sala mayor, se van viendo esculturas de sal y mármol alternadas con un juego de luces que dan mayor dramatismo a cada etapa del Viacrucis.

Una vez terminada la visita,  se recomienda dar una vuelta por Zipaquirá, una ciudad pequeña, pero bastante pintoresca.

Catedral de Sal. Foto © Patrick Mreyen

Usaquén

Al regresar a Bogotá, se recomienda comer en la zona de Usaquén, hay una plaza muy bonita, con restaurantes ideales para comer un delicioso ajiaco, una sopa típica a base de diferentes tipos de papa, pollo, mazorca, guascas, alcaparras y nata. Seguramente llevará otros ingredientes, menciono algunos para dar una idea (y antojar) al lector.

En Usaquén se puede visitar la iglesia de Santa Bárbara y recorrer su calles, ya que sus construcciones son muy bonitas. Si se desea hacer algo más relajante y realizar algunas compras, se puede acudir a la Hacienda Santa Bárbara o al Centro Comercial Unicentro.

Comiendo un ajiaco en Tienda de Café en Usaquén. Foto © Patrick Mreyen

Andrés Carne de Res

Y no hay mejor lugar para pasar la última noche en Bogotá, que el famoso Andrés Carne de Res. Un restaurante enorme, abierto desde 1982, con varias salas donde se puede comer, beber y bailar. La decoración no tiene ni pies ni cabeza, es una locura, pero el lugar es espectacular.

A beber aguardiente, cenar bien y bailar hasta no poder más. A la salida no te olvides de tomar el caldo de res, por eso de la resaca… Uno de los lugares más originales y divertidos que podrás encontrar en tus viajes.

Andrés Carne de Res. Foto © Patrick Mreyen

Domingo

Si lograste sobrevivir a una divertida noche de rumba en Andrés Carne de Res, termina tus 48 horas en esta ciudad con un delicioso desayuno con arepas, frutas, café y agua de guanábana o lulo (mis favoritas).

Recomendaciones

Transporte: lo más recomendable es contratar un chofer privado para desplazarse por la ciudad, los mismos hoteles ofrecen ese servicio. No es caro y resulta más cómodo. También se puede tomar el Transmilenio.

Hotel recomendado: 104 Art Suites

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
6 Responses to “48 horas en Bogotá”
  1. LineaEnCasa says:

    Reblogged this on LineaEnCasa.com and commented:
    Lugares para conocer en Bogotá! Un recorrido que no se puede dejar de hacer!

  2. LineaEnCasa says:

    Excelente guia para disfrutar esta maravillosa ciudad! Gracias por compartirlo con nosotros!

  3. Mónica says:

    Chivita excelente tu reseña de Bogotá! Te faltoó nada más visitar una fábrica de esmeraldas de las que solo los choferes saben dónde están, es impresionante! Besos.

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] 48 horas en Bogotá Las 10 cosas que no te debes perder en Polonia […]

  2. […] Más artículos de interés: 48 horas en Bogotá […]