De tapas, arroces y ‘pescaíto’ frito en Málaga

Málaga es una ciudad donde por lo general se come bien, sobre todo pescaíto frito que es una de las especialidades, las playas están llenas de ‘chiringuitos’ donde es fácil encontrar un buen espeto de sardinas, boquerones fritos o algún pescado de temporada. Pero la capital de la Costa del Sol también ofrece otras buenas opciones para degustar la cocina española y vivir el ambientillo malagueño.

Restaurante El Tintero II. Foto © Patrick Mreyen

Pescaíto frito

El Tintero II: es uno de los restaurantes más originales de la ciudad, especializado en mariscos y pescaíto frito. Los meseros pasan por las mesas vendiendo su platillo a base de gritos como si estuvieran en una subasta y lo más gracioso es que también hay una persona encargada de gritar ‘y yo cobro’.  Casi todos los platillos tienen los mismos precios, así que al final, cuentan todo lo que está sobre la mesa y te escriben el monto sobre el mantel de papel.

Además de divertido, está situado frente al mar y la comida es deliciosa especialmente los boquerones al tintero, las conchas finas, el espeto de sardinas, el pulpo a la gallega y el adobo, sólo por mencionar algunos.

Dónde: Playa del Dedo s/n, El Palo

www.restauranteeltintero.com

Chiringuito María: los pescados y mariscos son muy ricos, en especial el espeto de sardinas. Además la vista es bellísima, ya que se encuentra en un paseo marítimo bastante animado, con vista al mar y a toda la costa malagueña. Una opción muy cómoda para aquellos que viajan con niños, ya que la playa cuenta con varias zonas de juegos.

Dónde: Paseo Marítimo Antonio Banderas 8, Playa de la Misericordia

Bodega Bar El Pimpi: este restaurante bar por si solo es un lugar para visitar si se va de turista a Málaga, ya que es uno de los más tradicionales de la ciudad y su decoración es muy andaluza, muy bella. El típico lugar en el que uno se imagina bebiendo un vino o una cerveza, si se viaja a España. Ha sido visitado por mucha gente famosa, lo que podrá verse en sus barriles autografiados y fotos de los eventos importantes que se han llevado a cabo en este lugar. Cuenta con varios salones y una terraza enorme con vista al Teatro Romano y a la Alcazaba. Aunque las tapas no son las mejores de la ciudad, su servicio es excelente, siempre te brindan buenas recomendaciones y al final te dan una manzanilla de la casa exquisita.

Dónde: Calle Granada 62 y Jardines Alcazabilla, Centro Histórico

www.bodegabarelpimpi.com
 

Bodega El Patio. Foto © Silvia Lucero

Arroces

Bodega El Patio: aunque es un restaurante relativamente nuevo, el lugar es muy bonito, tiene buen servicio y sus platillos son deliciosos, de eso se encarga el jefe de cocina alicantino, Manolo Molero. Sirven más de 30 tipos de arroces, pero el arroz negro es delicioso. También es ideal para degustar los vinos dulces malagueños.

Dónde: Calle Granada 39, Centro Histórico

Venta El Túnel: creo que como extranjera hubiera sido difícil encontrar este lugar sin que nos hubiera llevado un amigo malagueño, ya que es un restaurante bastante local, ubicado en la antigua carretera a Casabermeja. Es un enorme salón con capacidad para 600 personas, pero eso no significa que no se tenga que hacer reservación, ya que es muy popular. Entre las especialidades está el arroz a la cazuela, ¡sabrosísimo!

Dónde: Carretera de las Pedrizas Km 33

www.ventaeltunel.com

El Caleño: otro lugar muy famoso en Málaga para comer paella, la comida es buena y sobre todo tiene muy buena ubicación ya que se encuentra en el popular barrio de El Pedregalejo, justo frente al mar y rodeado de bares y restaurantes. Se recomienda hacer reservación.

Dónde: Calle Cenacheros 16, El Pedregalejo
 

La Manzanilla © Silvia Lucero

Tapas contemporáneas

La Manzanilla (anteriormente La Moraga): este es uno de los restaurantes más chic de Málaga, su chef Dani García, es uno de los andaluces más famosos, ya que tiene un restaurante con dos estrellas en la Guía Michelin en Marbella. El grupo La Moraga cuenta con varios restaurantes en esta ciudad (incluyendo uno en el aeropuerto), Fuengirola, Marbella, Granada y próximamente ampliará sus fronteras al abrir en Nueva York y en otras ciudades del mundo.

La hamburguesita de rabo de toro es una de sus mejores tapas.

Dónde: Calle Fresca 12, Centro Histórico

www.lamoraga.com

Dapis Tentorium: caminando por las calles del centro histórico de Málaga, encontramos en un pequeño callejón, este nuevo lugar de tapas, nos pareció muy bonito, muy romántico y el menú se veía bastante interesante.

Nos sorprendió bastante el lugar, todas las tapas que probamos del chef Gabriel Muñoz estuvieron deliciosas: la conchita de txangurro, los fideos tostados con calamar y alioli, el solomillo de buey con pimientos del piquillo, la morcilla de Burgos con huevo de codorniz, el pepito de presa con salmorejo y lascas de Ibérico y al final una copa con espuma de miel de caña y frutos rojos. Todo acompañado con una botella de vino de Ronda.

El restaurante es parte de la cadena de Alea.

Dónde: Calle Horno, Centro Histórico

www.restaurantealea.com

La Cosmopolita: otro restaurante muy bonito y moderno en el Centro Histórico. Es pequeño y está un poco escondido, pero tiene un toque muy especial. El chef Daniel Carnero se encarga de que el cliente siempre se lleve una grata sorpresa, al cambiar el menú cada temporada. Tienen también una buena selección de vinos.

Dónde: Calle José Denis Belgrano 3, Centro Histórico

 

La Reina Zíngara. Foto © Silvia Lucero

Carnes y especialidades

La Reina Zíngara (CERRADO): este es uno de mis restaurantes favoritos en Málaga, no sólo porque el chef Biaggio Carrocia hace una labor excelente con sus platillos, sino porque La Reina Zíngara, cuenta con una historia en sí y Caroccia la ha sabido rescatar, ya que es la historia de amor de sus abuelos. Se puede leer en su página de Internet.

El solomillo, el cordero a la seffardí y el magret de pato son deliciosos, pero el cochinillo creo que es su mejor platillo. Los postres representan los 7 pecados capitales, con eso ya se podrán imaginar la variedad y delicia que seguramente los hará pecar y sin sentimiento de culpa.

Al final te dan una lectura de tarot o runas gratis, que le da un toque diferente a la noche.

El Farolito: un restaurante pequeñito argentino, muy acogedor  y aunque el menú no es muy amplio, es de los mejores para los amantes del choripan, las empanadas argentinas, el queso a la provoleta o un buen bife de chorizo con chimichurri. Su chef Damián García Cumplido seguro te transportará a Argentina con sus deliciosos platillos.

Dónde: Calle Beatas 14, Centro Histórico

www.elfarolito.es

Vino Mío: su dueña, la holandesa Hélène Mostertman ha hecho un trabajo excelente al ofrecer algo más que un típico bar de tapas. En los dos restaurantes se puede encontrar un menú más variado, más internacional, sobre todo en cuestión de carnes, ya que ofrece filetes de canguro y avestruz.

Vino Mío Restaurante Flamenco, ofrece como su nombre lo indica, espectáculos de flamenco todas las noches de las 20:00 a las 21:30 horas, por sólo un costo adicional de 3 euros. Es un poco más turístico, pero la comida es muy buena. Hace poco abrió un segundo Vino Mío al lado del Teatro Cervantes, con una imagen más moderna, más internacional, donde también se sirve brunch los domingos.

El servicio es muy bueno, no es raro ver a su dueña paseando por las mesas, hablando con los clientes para asegurarse que todo esté marchando bien y que todos pasen un rato agradable.

Dónde: Vino Mío, Plaza Jerónimo Cuervo 2 (junto al Teatro Cervantes), Centro Histórico

www.restaurantevinomio.com

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
One Response to “De tapas, arroces y ‘pescaíto’ frito en Málaga”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] De tapas, arroces y ‘pescaíto frito’ en Málaga […]