48 horas en Roma

La capital italiana es una de las ciudades más bellas de Europa, con una gran riqueza cultural y gastronómica. Aunque se necesitarían semanas para recorrer tranquilamente los puntos turísticos más famosos, nosotros intentaremos hacerlo en 48 horas.

Día 1
Coliseo
Empecemos en uno de los lugares más emblemáticos de Roma y una de las 7 nuevas maravillas del mundo. El Coliseo de Roma fue construido en el siglo I d.C. bajo el mandato del emperador Vespasiano y se concluyó con el emperador Tito. Fue escenario de espectáculos sangrientos, entre ellos, luchas de gladiadores. Cabían hasta 50,000 espectadores que podían apreciar los espectáculos desde cinco niveles, según la clase social, la más cercana a la arena era para los de posición más alta, para el emperador y los senadores. Con la caída del Imperio y con el paso de los siglos se utilizó para otras funciones, sobrevivió incendios y terremotos lo que refleja la perfección de su construcción.

 

Foro Romano
Después de tomar mil fotos en el Coliseo, hasta con los hombres vestidos de gladiadores ;-), caminaremos hacia el Foro Romano, que también nos tomará unas horas recorrer, sobre todo con la guía que es totalmente necesaria para entender los edificios que se encontraban ahí, ya que era el centro político, social, económico y cultural de la ciudad.

 

Altare della Patria
También conocido como el Monumento a Vittorio Emanuele II, construido en honor a la reunificación de Italia. El monumento es impresionante, ahí también se encuentra la tumba al soldado desconocido. Les recomiendo subir a la terraza para sacar unas fotos preciosas de la ciudad.

 

Comer en Enoteca Provincia Romana
Después de una agitada mañana cultural, nada mejor que un buen almuerzo con una buena copa de vino, así que hay que dirigirse a Enoteca Provincia Romana, que se encuentra casi frente al Altare Della Patria.

Enoteca Provincia Romana. Foto © Patrick Mreyen

Enoteca Provincia Romana. Foto © Patrick Mreyen

 

Caminar por la Via del Corso
Si en toda ciudad se recomienda caminar para conocer mejor sus rincones, obviamente en Roma se debe hacer lo mismo. Después de comer caminemos por la Via del Corso, donde seguramente querrás parar en alguna tienda, pero ya habrá tiempo para ir de compras.

Via del Corso. Foto © Patrick Mreyen

Via del Corso. Foto © Patrick Mreyen

 

Panteón de Agripa
Tengo que decir que este es mi lugar favorito en Roma. Un templo dedicado a los dioses, construido en el año 126 d.C., una obra maestra de la arquitectura romana, que pese al paso del tiempo, se encuentra en perfectas condiciones. El edificio circular tiene la misma medida de diámetro que de altura (43.30 mts.), su interior conforma una esfera perfecta. El domo tiene un círculo abierto de 8.2 metros de diámetro. En su interior se encuentra la tumba del pintor y arquitecto Rafael.

 

Plaza Navona
Cerca de ahí se encuentra una de las plazas más populares de la ciudad y como todo en Roma, llena de historia y arte. Construida en el siglo I, su primera función fue como estadio para competencias atléticas; hoy en día es una plaza con fuentes y edificios bellísimos.

Plaza Navona. Foto © Patrick Mreyen

Plaza Navona. Foto © Patrick Mreyen

 

Ristorante Maccheroni
Por esa misma zona les recomiendo cenar en este restaurante donde las pastas son deliciosas.

 

Fontana di Trevi
Por qué no terminar nuestro primer día en Roma como en las películas, lanzando una moneda a la majestuosa Fontana de Trevi. La fuente estilo barroco mide 25.9 metros de altura y 19.8 metros de ancho, fue diseñada por Nicola Salvi en 1732 y se concluyó 30 años más tarde. En el centro se puede apreciar una escultura de Neptuno, Dios del Mar, rodeado por otras figuras simbólicas.

 

Día 2
Ciudad del Vaticano
Empecemos temprano visitando la Plaza y la Basílica de San Pedro. La construcción de la basílica tardó 150 años en completarse, se concluyó en 1626 y entre 1656-1667 se construyó el pórtico de columnas de la plaza. En el centro de la Plaza de San Pedro se encuentra un obelisco de origen egipcio, que fue construido en el siglo I a.C.
Les recomiendo tomar guía para poder apreciar y obtener una explicación detallada de todo lo que hay en el interior de la basílica, como la Piedad de Miguel Angel, la tumba de San Pedro, la explicación de la construcción en sí, las Grutas Vaticanas, el Tesoro de San Pedro, la cúpula, etcétera.

 

Museos Vaticanos
Después pasaremos a los Museos Vaticanos para ver, entre muchos puntos de interés, la impresionante y famosa Capilla Sixtina. Para ingresar se hacen colas enormes, pero se pueden comprar los boletos Online, aunque habrá un costo extra por la compra anticipada, vale la pena ahorrarse las horas de espera en la línea. También se puede reservar la visita guiada.

Museos del Vaticano. Foto © Patrick Mreyen

Museos del Vaticano. Foto © Patrick Mreyen

 

Plaza del Popolo
Tras la visita a la Ciudad del Vaticano, cruzaremos de nuevo el río Tíber para dirigirnos a la Plaza del Popolo. Esta plaza se construyó en el siglo XIX, con un obelisco egipcio dedicado a Ramsés II como monumento principal.

 

Plaza de España
Ahora nos encaminamos rumbo a la Plaza de España y ahí nos sentaremos un rato en las famosas escaleras, para ver a los cientos de turistas e italianos que se congregan en las escalinatas, apreciar la belleza de los edificios y sentir la energía de la ciudad.

La famosa escalera de Plaza de España. Foto © Patrick Mreyen

La famosa escalera de Plaza de España. Foto © Patrick Mreyen

 

Shopping en Via Condotti
Ahora si, a consentirse y disfrutar de un ‘gelato’ y una merecida tarde de compras en la Via Condotti, una de las más famosas por sus tiendas.

Via Condotti. Foto © Patrick Mreyen

Via Condotti. Foto © Patrick Mreyen

 

Open Baladin Roma
En la última noche vamos a regresar a Trastevere, al sur de la Ciudad del Vaticano, para cenar, pero antes de cruzar el río, pararemos en este bar donde la especialidad es la cerveza, ya que tiene una gran variedad.

Open Baladin Roma. Foto © Patrick Mreyen

Open Baladin Roma. Foto © Patrick Mreyen

 

Cenar en restaurante Le Mani in Pasta
Y finalmente, ya en Trastevere, a cenar a Le Mani in Pasta, la comida es exquisita, en especial la pasta carbonara. Y después de copas en una de las zonas más trendy de Roma.

Restaurante Le Mani in Pasta. Foto © Patrick Mreyen

Restaurante Le Mani in Pasta. Foto © Patrick Mreyen

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
One Response to “48 horas en Roma”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] artículos de interés sobre Italia Guía práctica de Italia 48 horas en Roma Descubre los rincones con más encanto de […]