48 horas en Barcelona

Si tuviera que elegir una ciudad en España como la más bonita, sin duda sería Barcelona, creo que lo tiene todo, cultura, playa, belleza arquitectónica, es muy internacional y hasta un excelente equipo de fútbol ;-).

Otra gran ciudad donde intentaremos hacer una agenda bastante apretadita para que puedas disfrutarla al máximo, aunque sólo cuentes con 48 horas para conocerla. Así que ponte tus zapatos más cómodos, porque vas a caminar muchísimo, pero no te preocupes, que en el camino también te llevaré a tomar deliciosas copas de cava.

Día 1
Plaza de Cataluña

Empecemos en la Plaza de Cataluña, la tercera más grande de España y el punto de partida perfecto, ya que ahí se encuentran las calles más importantes como Passeig de Gracia, la Rambla, Portal del Ángel, etc.

Plaza de Cataluña. Foto © Patrick Mreyen

Plaza de Cataluña. Foto © Patrick Mreyen

La Rambla
Después caminaremos por uno de los puntos más famosos de Barcelona, la Rambla, una calle de 1200 metros de largo que existe desde 1766. Llena de puestos de flores, rodeada por hoteles, restaurantes, teatro, bares, es un trayecto lleno de turistas (y carteristas así que ojo), pero que hay que recorrer hasta llegar al mar, al Mirador de Colón.

La Rambla. Foto © Silvia Lucero

La Rambla. Foto © Silvia Lucero

Barrio Gótico
Después nos adentraremos en el impresionante Barrio Gótico, empezando por la Plaza Real de arquitectura neoclásica, llena de vida, con palmeras y dos farolas de Gaudí. Ahí se encuentra un restaurante muy bueno, parte de una cadena muy popular, se llama Les Quinze Nits.
Después pasaremos por la Plaza del Rey, una plaza medieval del siglo XIV, rodeada de edificios históricos y el Museo de la Historia de la Ciudad, donde se encuentran importantes excavaciones.

Plaza del Rey. Foto © Patrick Mreyen

Plaza del Rey. Foto © Patrick Mreyen

Ahora entremos en la Catedral de Santa Eulalia (o de Barcelona), de estilo gótico, donde se encuentran las reliquias de Santa Eulalia. Desde el siglo IV se edificaron templos cristianos, pero fue hasta el siglo XIII cuando se inició la construcción de la catedral actual. No hay que dejar de ver el claustro, donde habitan trece ocas, ya que Santa Eulalia murió a los trece años de edad y supuestamente era pastora de ocas.

Altar de la Catedral de Santa Eulalia. Foto © Patrick Mreyen

Altar de la Catedral de Santa Eulalia. Foto © Patrick Mreyen

Al salir de la catedral, nos dirigimos al Portal del Ángel, una calle muy dinámica, llena de tiendas. En uno de los callejones que sale del Portal, la calle Montsió, doblaremos a la derecha en busca del restaurante Els Quatre Gats, un lugar de finales del siglo XIX, donde pasaron personajes ilustres como Picasso, Gaudí, Rubén Darío, entre otros.

Palau de la Música Catalana
Después cruzaremos la Vía Laietana para ver el Palau de la Música Catalana, ya que el edificio es impresionante, obra del arquitecto Lluís Domènech i Montaner, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Palau de la Música Catalana. Foto © Patrick Mreyen

Palau de la Música Catalana. Foto © Patrick Mreyen

Barrio de La Ribera
Ahora vamos a mi barrio favorito. Empecemos con una visita al Museo Picasso, ésta es obligatoria, ya que está ubicado en un conjunto de cinco palacios medievales en la calle Montcada, tiene importantes obras del pintor, sobre todo de sus períodos azul y rosa.

Después recorreremos una de las calles más bellas, Carrer de Montcada, aquellos que leyeron ‘La Catedral del Mar’, van a disfrutar muchísimo cuando caminen por esta calle llena de palacetes. En esa misma calle se encuentra el bar El Xampanyet, si está abierto, nos detendremos ahí por una copa de cava, ya que es un clásico de la ciudad, desde 1929.

El Xampanyet. Foto © Patrick Mreyen

El Xampanyet. Foto © Patrick Mreyen

Con unas copas de más, nos dirigimos ahora a la Basílica de Santa María del Mar, conocida como la ‘Catedral de la Ribera’ o la ‘Catedral del Mar’, magnífica de estilo gótico, se construyó en el siglo XIV y ha sido de las únicas que ha logrado construirse en solo cinco décadas y no siglos, como la mayoría de las iglesias antiguas.

Basílica de Santa María del Mar. Foto © Patrick Mreyen

Basílica de Santa María del Mar. Foto © Patrick Mreyen

La Xampanyeria
Ahora cruzaremos en busca de un bar medio escondido, muy pequeñito y que puede parecer muy turístico, pero es buenísimo, La Xampanyeria Can Paixano (Carrer de la Reina Cristina, 7). Les recomiendo pedir la botella de cava rosado y los bocadillos en especial la botifarra. El lugar siempre está a reventar, pero no se espanten, ni se desesperen, es parte de la experiencia.

De noche podemos terminar en el Born – La Ribera, ya que está lleno de bares, restaurantes y boutiques preciosas. Si aún tienes hambre, puedes cenar en el restaurante Mundial Bar (Plaça de Sant Agustí Vell, 1). Si quieres seguir de bares y conocer otras zonas de la ciudad, el barrio del Raval es una buena opción.

La Xampanyeria Can Paixano. Foto © Patrick Mreyen

La Xampanyeria Can Paixano. Foto © Patrick Mreyen

Día 2
Parc Güell
Este día se lo dedicaremos en gran parte al arquitecto modernista Antonio Gaudí. Aún hay mucho por recorrer y este día nos toca caminar y tomar metro, autobús o taxi, así que empezaremos con el punto más lejano, Parc Güell, un parque público hecho entre 1900-1914 e inaugurado en 1922. En este parque el arquitecto catalán plasmó su etapa naturalista, con las formas de la naturaleza que dio a sus obras. La vista de la ciudad es bellísima.

Parc Güell. Foto © Patrick Mreyen

Parc Güell. Foto © Patrick Mreyen

La Sagrada Familia
El edificio más famoso de Antonio Gaudí y el más emblemático de Barcelona. La iglesia de una construcción súper compleja, iba a estar compuesta por 18 torres, sin embargo la obra no se completó, ya que murió atropellado. Hasta la fecha no se ha podido concluir. La visita a las construcciones de Gaudí es imprescindible.

La Sagrada Familia. Foto © Patrick Mreyen

La Sagrada Familia. Foto © Patrick Mreyen

Casa Batlló
Si hay que elegir sólo una casa entre la Batlló y la Pedrera-Casa Milà, yo elegiría la primera, aunque las dos son preciosas y se recomienda comprar la entrada combinada, en este ocasión no hay tiempo suficiente, así que entremos a la obra maestra de Gaudí. Es esencial tomar la audio-guía para comprender mejor el significado de cada detalle de la casa, cómo planeaba sus obras y la importancia de la naturaleza en sus diseños, es impresionante.

Ahora caminemos un poco por Passeig de Gracia, una de las calles más hermosas de España.

Casa Batlló. Foto © Silvia Lucero

Casa Batlló. Foto © Silvia Lucero

La Barceloneta
Tras desplazarnos a la Barceloneta, caminemos aunque sea un poco por el barrio de los pescadores, al lado de la playa, en dirección al Puerto Olímpico, donde está el famoso Pez Dorado de Frank Gehry. Ahí comeremos un delicioso arroz negro en el restaurante La Fonda del Port Olimpic.

La Barceloneta. Foto © Patrick Mreyen

La Barceloneta. Foto © Patrick Mreyen

Plaza de España – Montjuic
Esta plaza es preciosa, ya que fue construida para la Exposición Internacional de 1929. Aquí vamos a ver el espectáculo de luz y agua de la Fuente Mágica de Montjuic y terminaremos en el monte de Montjuic donde se encuentra el Anillo Olímpico y la Torre de Telecomunicaciones de Calatrava. Nos despediremos de Barcelona con unas vistas muy lindas de la ciudad.

La última noche te recomiendo cenar en el restaurante Flamant y después salir de copas por el barrio de Gràcia.

Lamentablemente no habrá tiempo para ver los miles de lugares maravillosos que tiene Barcelona, pero al menos te llevarás lo básico de la ciudad y tendrás un buen pretexto para regresar.

*Tip: les recomiendo la revista Le Cool Barcelona para que se enteren de las actividades culturales que hay cada semana en la ciudad.

Plaza de España. Foto © Patrick Mreyen

Plaza de España. Foto © Patrick Mreyen

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
2 Responses to “48 horas en Barcelona”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] de los edificios más impresionantes de Barcelona es la basílica de Santa María del Mar, tanto por su arquitectura estilo gótico, como por el […]

  2. […] 48 horas en Barcelona Un encuentro fascinante con Salvador Dalí Rutas de vino en España Anna Vives: la razón de mi tipografía […]