Comidas exóticas del mundo: bichos, intestinos y roedores

Gran parte de conocer la cultura de un país es a través de su gastronomía, sin embargo en ocasiones ‘la especialidad’ del país o región puede verse repugnante. Pero ¿vale la pena ignorar nuestros prejuicios y probar de todo?

A continuación te muestro algunos alimentos que pueden ocasionar sensaciones extremas a nuestros sentidos, terribles para la vista, pero -algunos- no tan malos para el gusto. ¿Te atreverías a probarlos?

Haggis de Escocia
Un estilo de morcilla, de hecho el gusto es parecido, hecha con pulmón, corazón e hígado de cordero, cebolla, avena y especias. A la vista es impactante, ya que por lo regular lo ponen dentro de una bolsa hecha a base del estómago del animal, en el que es cocinado. Se suele comer acompañado de whisky.

Sí, suena mal y se ve peor, pero también depende dónde se coma y la manera en que lo presente el restaurante. En nuestro caso nos lo sirvieron bien presentado, sin la bolsa del estómago y tenía un sabor más suave, a nosotros nos encantó (o quizá el whisky ayudó).

© Foto tomada de la página www.visitscotland.com

Dentro de la bolsa del estómago © Foto tomada de la página www.visitscotland.com

Así nos lo sirvieron en el restaurante, creo que tiene mejor aspecto. Foto © Patrick Mreyen

Así nos lo sirvieron en el restaurante, creo que tiene mejor aspecto. Foto © Patrick Mreyen


Cuy de Perú

Otro ejemplo de la importancia de que te presenten de una manera ‘más agradable’ los alimentos. El cuy lo probamos durante el Festival Gastronómico del Chiriuchu en Cusco, cuando lo vi como un ratón con los dientes de fuera, de hecho casi todos lo mostraban mordiendo alguna verdura, dije ‘yo no voy a probar eso’. Pero en uno de los puestos de la feria, no sólo me lo partieron, sino que me enseñaron a comerlo, ya que lo sirven con quinua y debes masticarlo junto con los otros alimentos con los que se acompaña.

Para mi sorpresa me gustó, aunque tengo que reconocer que me encanta comer y probar nuevas cosas, así que creo que tengo un paladar bastante fácil.

Cuy en Perú. Foto © Patrick Mreyen

Cuy en Perú. Foto © Patrick Mreyen

Alacranes, orugas y gusanos en China
Esto no lo pude probar y puedo asegurar que nunca lo haré. Pero me llamó tanto la atención ver los puestos de mercado en China con toda clase de insectos y no únicamente eso, ver a niños comerlos y disfrutarlos…sin palabras.

Puesto callejero en Beijing. Foto © Silvia Lucero

Puesto callejero en Beijing. Foto © Silvia Lucero

¿Ya vieron las orugas? Foto © Silvia Lucero

¿Ya vieron las orugas? Foto © Silvia Lucero

Chapulines en México
Bueno me imagino que lo mismo que yo pensé de los insectos en China, pensarán los extranjeros al ver los chapulines en el mercado de Oaxaca y servidos en platillos en muchos restaurantes.

Yo los probé en el restaurante La Casa de la Abuela, me los sirvieron en tacos y me supieron deliciosos, así que fue más fácil comerlos la siguiente vez en el mercado donde ya no se veían tan agradables.

Chapulines en Oaxaca. Foto © Soupflower

Chapulines en Oaxaca. © Soupflower Photography

Chapulines en tacos, hechos por la fotógrafa en una clase de cocina durante su viaje a Oaxaca. © Soupflower Photography

Chapulines en tacos, hechos por la fotógrafa en una clase de cocina durante su viaje a Oaxaca. © Soupflower Photography


Gusanos en el Amazonas de Brasil

Para ser honesta probé este gusano por casualidad y sin pensarlo mucho, simplemente estaba emocionada porque estábamos haciendo un recorrido en el Amazonas con un guía local, que nos mostraba los remedios naturales de los diferentes árboles del lugar, algunos servían para aliviar dolores de cabeza, en otros había hormigas que usaban como repelente natural, etc.

Pero cuando el guía tomó una especie de fruto seco, ya no recuerdo, lo partió, sacó un gusano y preguntó quién lo quería probar, sin pensarlo lo tomé y me lo comí. Patrick volteó a verme con cara de incredulidad y creo que minutos después yo tampoco me lo creía. Pero el gusano no sabía mal, creo que hasta tenía un sabor un poco dulce. Según el guía, con bastantes proteínas.

Comiendo gusano en el Amazonas. Foto © Patrick Mreyen

Comiendo gusano en el Amazonas. Foto © Patrick Mreyen

Seguramente hay lugares donde se comen cosas inimaginables, un amigo me contó que había probado cucaracha en Tailandia, eso no podría ni verlo. Pero todas esas experiencias son parte de la aventura de viajar. Y ahora hasta hay insectos que recomiendan consumir por las vitaminas y proteínas que proporcionan.

Y tu ¿qué es lo más extraño que has probado?

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
2 Responses to “Comidas exóticas del mundo: bichos, intestinos y roedores”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] artículos de interés Experiencia gastronómica en el mejor BBQ Comidas exóticas del mundo: bichos, intestinos y roedores La vuelta al mundo en 15 […]

  2. […] Otros artículos de interés: Salar de Uyuni, el viaje que jamás olvidarás De Cuzco a Machu Picchu Comidas exóticas del mundo: bichos, intestinos y roedores […]