Entre el cielo y Tulum

Cuando piensas en escaparte a algún lugar tranquilo para relajarte, por lo general te viene a la mente una playa maravillosa, alejada del ruido y el estrés. Ahora imagínate que esa playa espectacular también tiene una de las zonas arqueológicas más famosas del Mundo Maya, cenotes impresionantes y lugares súper románticos; todo eso lo encontrarás en el corazón de la Rivera Maya: Tulum.

Tulum es un pequeño pueblo que se está poniendo muy de moda, ya que tiene una de las playas más bonitas de México y por si fuera poco la zona arqueológica se encuentra en lo alto, con vista a ese mar color turquesa impresionante.

Su zona hotelera recorre varios kilómetros, pero no es la típica zona hotelera que encuentras en Cancún o en Acapulco, esta es pequeñita, mucho más acogedora, con una calle llena de árboles, pequeños eco hoteles, boutiques y restaurantes, todos adaptados a la naturaleza de la zona, ahí no verás franquicias, ni bloques de edificios.

Es de esos lugares mágicos en los que puedes simplemente pasar un día o toda una semana, donde puedes hacer muchas actividades al aire libre o simplemente tumbarte en la playa a leer.

Una vez ahí, aunque te cueste dejar la playa, hay cosas que no te puedes perder.

Zona arqueológica de Tulum
Los edificios se construyeron entre los años 1200-1550, en el período Postclásico medio-tardío, aunque los pobladores pudieron haberse asentado desde los siglos V-VI d.C. Según estudios arqueológicos, aseguran que Tulum habría sido una de las principales ciudades mayas de los siglos XIII y XIV.

Cenotes
Los cenotes, los cuales eran llamados ts’onot por los mayas, son pozos naturales muchos de ellos ubicados dentro de cavernas. En la península de Yucatán encontrarás muchos, muy bonitos y donde podrás bucear, hacer esnórquel o simplemente disfrutar de esta maravilla natural. El más famoso en Tulum es el Gran Cenote, que está ubicado sólo a 3.5 kilómetros del pueblo.

Playas paradisiacas
Si bien Quintana Roo es un estado famoso por sus playas, las de Tulum están entre las más bellas, con aguas tranquilas color turquesa y arena blanca. Además es perfecto para hacer esnórquel, ya que en esa parte del Caribe, se encuentra el segundo arrecife de coral más grande del mundo.

Zona hotelera
Te recomiendo recorrerla en bicicleta o a pie, para ver todos los restaurantes y tiendas, en general lugares muy chic. Aunque hay que tener cuidado con los precios, ya que algunos lugares se pasan de la raya con precios tipo Nueva York. Recuerda que el que algo esté caro, no garantiza calidad ni buen servicio, eso lo vimos.

Como nosotros leímos que en el primer lugar en TripAdvisor estaba un lugar llamado Turquesa, nos dimos la vuelta y la verdad nos gustó mucho. Tienen comida mexicana con sabor casero, pero creo que lo que más nos gustó fue el servicio. El lugar es atendido por los tres dueños, uno de ellos también es el chef, que nos contó que todo el concepto del restaurante y del hotel son ideas tomadas de sus viajes por el mundo.

Cuando llega la noche tendrás lo mejor y sin costo alguno, un cielo estrellado que no podrás dejar de admirar.

Zona arqueológica de Tulum. Foto © Patrick Mreyen

Zona arqueológica de Tulum. Foto © Patrick Mreyen

Zona arqueológica de Tulum. Foto © Patrick Mreyen

Zona arqueológica de Tulum. Foto © Patrick Mreyen

Es también uno de los lugares done llegan a desovar las tortugas. A México llegan siete tipos de tortugas en peligro de extinción. Foto © Silvia Lucero

Es también uno de los lugares donde llegan a desovar las tortugas. A México llegan siete tipos de tortugas en peligro de extinción. Foto © Silvia Lucero

Los edificios de la zona arqueológica se encuentran muy bien conservados. Foto © Silvia Lucero

Los edificios de la zona arqueológica se encuentran muy bien conservados. Foto © Silvia Lucero

Playa en la zona hotelera de Tulum. Foto © Silvia Lucero

Playa en la zona hotelera de Tulum. Foto © Silvia Lucero

Calle de la Zona Hotelera, de noche como no está iluminada se puede apreciar mejor el cielo estrellado. Foto © Patrick Mreyen

Calle de la Zona Hotelera, de noche como no está iluminada se puede apreciar mejor el cielo estrellado. Foto © Patrick Mreyen

En el 'beach club' OM, donde también se come muy rico. Foto © Patrick Mreyen

En el ‘beach club’ OM, donde también se come muy rico. Foto © Patrick Mreyen

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
One Response to “Entre el cielo y Tulum”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Gran Cenote, ubicado a unos 3 km de Tulum, es un lugar precioso con cavernas y agua cristalina (heladísima), ideal para nadar bajo las […]