Las 10 razones por las que Costa Rica es grande

Costa Rica es un país pequeñito, pero lleno de maravillas naturales para impresionar hasta al más grande. Hasta en el fútbol ha sorprendido al mundo. Pero déjame contarte porqué a nivel turístico se encuentra entre los mejores destinos para visitar.

10 razones para viajar a Costa Rica

Para tomar el mejor café

Con una gran cultura de café, considerado entre los mejores del mundo. Tiene ocho regiones cafetaleras donde gracias a la tierra y a las condiciones climatológicas, se puede producir café de clase Arábica de excelente calidad. Lo mejor es que puedes visitar las cafetaleras, en nuestro caso visitamos una de las más famosas, Café Britt.

Cafetal de Britt. Foto © Patrick Mreyen

Cafetal de Britt. Foto © Patrick Mreyen

 

Apreciar sus maravillas naturales

Cuando recorres el país por carretera, puedes apreciar mejor todas las maravillas naturales que tiene. Con sus montañas, volcanes, cascadas y playas, es uno de los destinos preferidos por los amantes de la naturaleza. En la foto les muestro sólo un close-up de la Catarata La Fortuna, la foto principal da una mejor vista panorámica de la zona.

Catarata La Fortuna. Foto © Patrick Mreyen

Catarata La Fortuna. Foto © Patrick Mreyen

Esto es en Monteverde, al noroeste del país, muy famoso por su reserva forestal y por ser uno de los destinos favoritos para el ecoturismo. En esa zona se encuentra el Bosque Nuboso, los puentes colgantes y una gran diversidad de flora y fauna.

Vista panorámica en Monteverde. Foto © Patrick Mreyen

Vista panorámica en Monteverde. Foto © Patrick Mreyen

 

Puedes ‘caminar por el cielo’

No es secreto que en Costa Rica se pueden tener las mejores vistas desde las alturas, ya sea desde un tour en canopy o haciendo la famosa “Caminata por el Cielo”, que consiste en cruzar seis puentes colgantes maravillosos, combinados con 2.5 kilómetros de senderos. Creo que esta fue una de las experiencias más hermosas de mi viaje a Costa Rica. Resulta imponente, pero es algo que no te puedes perder.

Puentes colgantes. Foto © Patrick Mreyen

Puentes colgantes. Foto © Patrick Mreyen

La vista panorámica desde los puentes colgantes. Foto © Patrick Mreyen

La vista panorámica desde los puentes colgantes. Foto © Patrick Mreyen


Dormir cerca de alguno de sus volcanes

¿Sabías que Costa Rica tiene más de 200 formaciones volcánicas? El Arenal y el Poas son los más famosos. Al Poas puedes subir a ver el cráter, siempre y cuando tengas suerte con el clima (nosotros no la tuvimos). Lo que sí pudimos ver de día y de noche con su lava fue el majestuoso Arenal que aún permanece activo. Para apreciarlo mejor te recomiendo que duermas al menos una noche en La Fortuna de San Carlos.

Volcán El Arenal. Foto © Patrick Mreyen

Volcán El Arenal. Foto © Patrick Mreyen

 

Relajarte en sus aguas termales

Y en esa misma zona de La Fortuna de San Carlos, no puedes dejar de ir a las aguas termales para relajarte, disfrutar del paisaje y de la vista al volcán Arenal.

Aguas termales a las faldas del volcán El Arenal. Foto © Patrick Mreyen

Aguas termales Baldi Hot Springs a las faldas del volcán El Arenal. Foto © Patrick Mreyen

 

Bañarte en playas hermosas

Tiene playas preciosas tanto en el mar Caribe, como en el Pacífico, algunas de ellas muy atractivas para los surfistas. Una muy recomendable es Playa Grande en el Parque Nacional Marino Las Baulas, lugar donde anida la tortuga Baula. Si vas en temporada, no dejes de unirte a algún grupo oficial de protección a la tortuga, para observar el desove. Es una experiencia preciosa, ya que se hace a media noche, con una oscuridad y silencio absoluto.

Playa Grande en el distrito de Tamarindo. Foto © Patrick Mreyen

Playa Grande en el distrito de Tamarindo. Foto © Patrick Mreyen

Playa Grande. Foto © Patrick Mreyen

Playa Grande. Foto © Patrick Mreyen

 

Recorrer senderos de película

Es uno de esos países que saca tu espíritu aventurero, por muy guardado que lo tengas. Eso sí, no todos los senderos son fáciles de recorrer, pero eso no impide que busques el adecuado. Uno de mis favoritos fue el Bosque Nuboso de la Reserva de Monteverde, maravilla nacional.

Haciendo senderismo en el Bosque Nuboso de la Reserva de Monteverde. Foto © Patrick Mreyen

Haciendo senderismo en el Bosque Nuboso de la Reserva de Monteverde. Foto © Patrick Mreyen

Puedes caminar a través de sus paisajes impresionantes. Foto © Patrick Mreyen

Un país para caminarlo. Foto © Patrick Mreyen

 

Sentirte en el paraíso

Yo soy amante de los animales, como ya he mencionado en artículos anteriores, casi siempre procuro incluir rutas para ver alguna especie cuando visito un país. Con la diversidad en Costa Rica, era bellísimo encontrar animales en nuestro camino, así como ver y escuchar diferentes aves ¡un paraíso!

No puedes dejar de buscar aves en los árboles. Foto © Patrick Mreyen

No puedes dejar de buscar aves en los árboles. Foto © Patrick Mreyen

¿No son divinos?  Foto © Patrick Mreyen

¿No son divinos? Foto © Patrick Mreyen

 

Disfrutar en familia

En esa ocasión viajé con mi esposo y mi madre, porque es un país genial para disfrutarlo en familia y hacer actividades en conjunto.

Nosotros viajamos con mi madre y ¡lo pasamos increíble!

Nosotros viajamos con mi madre y ¡lo pasamos increíble! Foto © Patrick Mreyen

 

Porque es el lugar perfecto para gritar ¡Pura vida!

Y como dicen mis queridos ticos, en Costa Rica ¡Pura Vida!, no hay de otra más que disfrutar de sus bellezas y la amabilidad de su gente.

Porque en Costa Rica…¡Pura Vida!

Porque en Costa Rica…¡Pura Vida! Foto © Patrick Mreyen

Más de Costa Rica

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.

Comments are closed.