Kaxapa Factory: el corazón venezolano en Playa del Carmen

Hay restaurantes donde uno siente como si estuviera cenando en casa de algún familiar o amigo que conoce desde hace tiempo, donde en la comida se puede sentir la pasión con la que fue hecha, como sucede en Kaxapa Factory en Playa del Carmen.

Cuando supe de la existencia de este pequeño restaurante venezolano, fui en busca de arepas (lo único venezolano que había probado anteriormente) y terminé encantada con la comida y con la familia originaria de San Carlos que residió también en Maracay y abrió este negocio en Playa. Me encantó su historia, su dedicación y cómo cambió sus vidas el mudarse a México.

Al sentarnos a cenar, no entendíamos la mayoría de las cosas que venían en el menú, muy amablemente nos explicaron y nos llevaron una degustación de sus aguas naturales que son deliciosas. Aunque se nos antojaba todo, terminamos comiendo arepas y cachapas, nombre que ellos cambiaron a “kaxapa” para adaptarlo a los nombres de la Riviera Maya.

Cuando terminamos el señor José Ramón Pérez me contó un poco su historia y sobre Venezuela, me llamó mucho la atención que dijo que hasta que se mudó a Playa para abrir este negocio familiar, empezó a ver el mundo. Así que decidí regresar a que él y su hija Naicel me contaran bien su historia.

Charlamos durante 50 minutos, que se pasaron volando, este es un resumen de la historia de esta familia emprendedora y aventurera.

José Ramón Pérez y su hija Naicel Pérez. Foto La Trotamundos

José Ramón Pérez y su hija Naicel Pérez. Foto © La Trotamundos

¿Cómo surgió la idea de venir a Playa del Carmen y abrir un lugar venezolano?
Naicel: Primero me vine yo, estudié Hotelería y Turismo en Venezuela y no conseguía trabajo, aquí me dieron una oportunidad para trabajar en un hotel, estuve unos 4 años y luego ellos (sus padres) vinieron a visitarme. Esa Navidad mi mamá preparó nuestro plato típico que son las hallacas (una especie de tamal que se come solo en Navidad) y le insistimos para que preparara las cachapas, uno de los platos que más extrañaba. De ahí surgió la idea de montar un sitio con él (su padre), mi mamá y mi esposo.

¿No era muy arriesgado, dada la poca cantidad de venezolanos en Playa? ¿Hicieron algún estudio de mercado?
José Ramón: No, no hicimos ningún estudio de mercado, todo fue de la mano de Dios. Si nos ponemos a ver las cosas, fue una inocentada realmente, fue algo muy inocente hacerlo así, y como arrancamos chiquitico pues realmente no teníamos idea, dijimos vamos a ensayar con esto. Yo siempre levantaba la mano y decía ¿y qué hago yo en la cocina? Ese era mi gran problema.

¿Qué fue lo más difícil de llegar a otro país y abrir un negocio así como usted dice “de la mano de Dios”?
José Ramón: El desconocimiento de la gente, porque nosotros estamos ofreciendo la cocina casera venezolana y solamente con los nombres ya la gente se espantaba. Por ejemplo a mi yerno que es diseñador gráfico se le ocurrió la idea de poner cachapa con ‘x’ y ‘k’, como en la Riviera Maya que todo se escribe con k y con x. Después hasta nos entró la intriga de si significaba acá algo malo y tuvimos que averiguar.

Cómo le hicieron para que la gente fuera conociendo el lugar, porque no está en la 5ta. Avenida
Naicel:
El primer gancho fue hacer comida venezolana, pero ofreciendo algo que aquí en Playa hasta hace poco no había mucho, que son opciones para vegetarianos y para alérgicos al gluten, entonces lo que hicimos fue de nuestro menú hacer versiones para esas personas. Como en el tiempo que estuve en la hotelería tenía muchos huéspedes que tenían ese requisito, entonces pues dijimos vamos a poner eso. Los primeros meses hacíamos menú ejecutivo o comida corrida.

José Ramón: Una vez un amigo me dijo, ‘te vas a preocupar mucho, puedes hacer 2000 volantes, pero realmente lo que funciona en Playa es el boca a boca’. Queríamos que alguien probara, porque nosotros nos sentábamos y decíamos que bueno está, pero éramos todos venezolanos. Es que realmente la sazón de mi esposa es muy buena. Ella prepara todo.

¿Qué plato no te debes perder si visitas Kaxapa Factory?
José Ramón: Wow es que los cuatro son muy buenos, cuando me preguntan yo dijo ‘depende del día como amanecimos hoy’. Yo soy fanático de la arepa, a cualquier hora, más en la mañana, pero mi hija es fanática de la cachapa. El esposo del patacón, está enamorado, fue el plato que se dedicó a adornar más.

Naicel: Yo le sugiero a la gente que pidan cosas diferentes y compartan, sobre todo porque la cachapa tiene un sabor medio dulce y hay gente que no le gusta y a otra que queda fascinada.

Arepa venezolana. Foto La Trotamundos

Arepa venezolana. Foto © La Trotamundos

Me encantó la pasión que le ponen al restaurante, te hacen sentir como si fueras un invitado que llega a tu casa, sobre todo cuando salen con la degustación de aguas
José Ramón: Bueno esa es la idea, es una cuestión de familia, mi papá nos acostumbro a que persona que llegara a la casa había que darle aunque fuera un vaso de agua y prácticamente aquí nos sentimos como en casa.

Naicel: Además se puede decir que ésta es la cocina de la familia, porque en casa no cocinamos, todo lo hacemos aquí.

Qué tan difícil fue para usted y para su esposa el salirse de Venezuela y dejar toda una vida allá
José Ramón: Yo le doy gracias a mi hija que fue la que empezó todo. Ella me salió más aventurera (su hija había vivido en distintas ciudades de Venezuela, en Barcelona y en Colonia, antes de llegar a México). Yo no me atrevía, porque el trabajo mío era muy intenso. Pero nació la inquietud cuando su mamá vino dos veces y mi otra hija se vino por unos meses. Cuando regresó me dijo “papá tienes que viajar, ver el mundo desde otra perspectiva, vas a ver otras formas de vida, otras culturas y va a cambiar tu manera de pensar”. Cuando las cosas se pusieron más difíciles allá, entonces ya se tomó la decisión en familia.

Si te digo que fui muy valiente frente a mi esposa diciendo “yo soy un hombre de cambio” y hasta la voz se me ponía ronca, pero cuando estaba en el cuarto solo, tenía mucho temor. Una vez que se vende la casa y el carro, ya no hay vuelta atrás.

Cuando llegué aquí dije ‘no me va a gustar mucho’ porque dejé toda una vida de amistades, de trabajo y llegar aquí y comenzar de nuevo era muy difícil para mí. Pero sí le agradezco a Dios y a ella también porque fue la que inició todo, haber venido porque mi vida cambió, de hecho lo más difícil fue que la familia se encadenara para trabajar juntos. Yo era muy autoritario en la manera de trabajar y tuve que irme acostumbrando a delegar y a que no todo lo hago mejor que los demás.

Después de que engrana todo, se ve lo bonito, que Dios te dio la oportunidad de cambiar y para bien. De hecho me llaman mis amigos y les digo “hermano es que tu no has salido del país y hay que salir y ver”. Tuvimos la gran suerte de que el pueblo mexicano de verdad nos recibió con los brazos abiertos y nos abrazó y nos daban porras todos los días.

Naicel: Hay gente bellísima de otros estados que sigue viniendo, cuando regresan a Playa pasan aunque sea a saludar o por el Facebook mandan un saludo, siempre en contacto y eso es súper reconfortante, el saber que a pesar de todo, pues aparecen esos angelitos por todos lados. O amigos que traen amigos. Ellos fueron los que han ayudado a esparcir la voz de nuestra comida, de que aquí estamos, porque en todo este tiempo nunca hemos hecho ninguna publicidad.

Para conocer a sus clientes duraron tres meses sin cerrar ni un día
José Ramón: No sabíamos qué iba a salir al día, era divertido escuchar el molino de la licuadora cuando escuchábamos una orden de una cachapa. La primera vez que vendimos 500 pesos hemos brindado. Un día sólo vendimos 40 pesos, dos jugos, yo quería llorar, yo creo que el señor me vio la cara y dijo “mejor me lo da para llevar”.

Qué lugar les gusta más de México
Naicel: Yo he viajado muy poco porque desde que llegamos ha sido trabajar y México es un país muy grande. Además de viajar por la región, que aquí ya hay bastante con que entretenerse, Chiapas es hermoso, San Cristóbal me recordó mucho a San Cristóbal en Venezuela. En general Chiapas porque es un estado que tiene costa, montaña, la selva tropical y como que de cierta manera me recuerda Venezuela.

De Venezuela qué nos recomendarían, yo tengo muchas ganas de conocer
José Ramón: Mérida, la parte de la cordillera de los Andes donde hace más frío, con unas nevadas impresionantes.

Naicel: Ese estado es uno de los más turísticos de Venezuela y es hermoso, entre montañas, el pico Bolívar está ahí con más de 5000 m de altitud, la ciudad muy pintoresca, colonial, con ese toque caluroso del campo. Una de las universidades más grandes del país está ahí, así que tiene ese espíritu joven.

Ese entre otros lugares de Venezuela que valen mucho la pena como los Roques, el Salto Ángel, mi hermana dice que es erizante (la caída de agua más grande del mundo), está en el medio de la selva amazónica entre Venezuela y Brasil, para llegar ahí toca hacer un tour de tres días, acampar, hay que caminar y tomar un bote para llegar al Salto.

Cómo describen Venezuela
José Ramón: En estos momentos Venezuela es como una bella mujer ultrajada…

Naicel: Para mí, es mi corazón, creo que eso no es algo que uno se quita de encima y uno no deja de ser venezolano, estamos aquí (en México) y a diario comemos nuestra comida, estamos mostrando nuestra comida. Quizá porque estoy joven y tengo una hija que nació aquí y quiero que conozca algún día Venezuela, procuro mantenerme positiva al respecto. Pensar que toda esta situación es para quizá darnos otra oportunidad a todos esos millones de venezolanos que hemos migrado para mostrar que en Venezuela hay muchas cosas buenas, que no solo es el sistema el que nos representa, que eso es una pantalla que un día va a caer. *

 

Si viajas a Playa del Carmen no dejes de visitar este lugar donde te harán sentir como en casa y probarás las delicias de Venezuela.

Dónde: Kaxapa Factory en Ave. Constituyentes, entre Avenidas 10 y 15.
Más información en: Página de Facebook

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
4 Responses to “Kaxapa Factory: el corazón venezolano en Playa del Carmen”
  1. Bueno primeramente puedo decir que ellos son mas que mi familia, alli desde el primer momento que fui senti una calidez unica, un pedacito de mi tierra y fue un gusto conocerlo a naicel y moises. Una bella pareja que con solo verlos te trasmiten hermanda, orgullo venezolano y mucha perseverancia, parte de lo que somos nosotros lo de este hermoso Pais Venezuela, yo inicie comiendo en Kachapa apenas en su primera semana de abiertos, los vi correr, sudar, evolucionar y vi su sacrifio y ganas de no dejarse vencer, aunque las dificultades fueron muchas. Armamos un hermoso grupo de amigos y paisanos, que hoy en dia a ido creciendo. Yo me siento mas que orgullosa decir que en mi pais ahi mucha gente con este temple, carisma y deseo de superacion. Nuestro >Father como le llamos los Amigos a nuestro Papa Jose Ramon, que mas alla de ser una gran ser humanos, es un comendiante nato, voy a Kachapa a verlo, abrazarlo, hablar con el, reirme con el LO Amo, no hay otra manera de describir el sentimiento de padre y de familia, que me hacen sentir, igual su amada esposa Vilma. Recomiendo a Kachapa y siempre podre decir que alli se come, rico, sano y delisioso con sason venezolano, eso no lo cambian aun a pesar de las fusiones. Y por ultimo mi amiguita y bella que siempre te trata con el mejor de los Servicio Yayri la hermana de Naicel, son de verdad la familia que nos representa en PLaya del Carmen. Los quiero. Magy

  2. Dianex Corrales says:

    Ellos son los mejor de lo mejor en Playa del Carmen!!!! Cuando me dijeron que había un restaurante venezolano me sentí feliz, porque tendría una parte de mi tierra aquí en México, y es cierto cuando dicen que llegas y es como llegar a tu casa, Jose Ramon siempre esta con una sonrisa y te atiende como uno mas de la familia. Siempre que puedo llevo a todo amigo mexicano o de cualquier nacionalidad a que conozca nuestra comida y que mejor que con ellos, y siempre que puedo le llevo algun cocossette que me traen de mi casa para que no lo extrañen… porque es muy dificil cuando sales de tu tierra con una bolsa llena de esperanzas a buscar un mejor futuro. LOS RECOMIENDO AL MAXIMO, COMIDA DE HOGAR CON SABOR VENEZOLANO!!!!

  3. Daniela says:

    Espectacular reportaje, y muy cierto… Excepto por la parte donde dice que la familia es de Maracaibo. La verdad es que hubo una pequeña confusion ahi, originalmente todos nacidos en San Carlos estado Cojedes y luego mudados a Maracay la Ciudad Jardin del estado Aragua. Se les quiere y se les extraña un monton familia!!!