Las 10 cosas que no te debes perder en Ljubljiana

Ljubljana, la capital de Eslovenia, es una de las ciudades más bonitas de Europa, con puentes y construcciones magníficas, una ciudad en la que aún puedes caminar tranquilamente por sus calles y disfrutarla sin que esté repleta de turistas, una joya escondida en Europa.

¿Qué ver?
1. El castillo de Ljubljana

El castillo se encuentra en la cima de una colina, para subir hay que tomar un funicular, desde que vas subiendo ya vas admirando las vistas bellísimas que tendrás de la ciudad. Este lugar ha tenido muchas funciones primero se construyó una fortaleza, después en el siglo XV, se construyó el castillo con el fin de defenderse contra una invasión turca. Siglos más tarde sirvió como hospital militar y arsenal y finalmente del siglo XIX hasta la Segunda Guerra Mundial fue una prisión. A partir de 1970 se rescató y se empezaron las renovaciones. Hoy en día es una de las principales atracciones de la ciudad y alberga muchas exposiciones permanentes y temporales sobre la historia del país y del castillo. En el patio suelen realizarse eventos culturales.

Castillo de Ljubljana. Foto © Silvia Lucero

Castillo de Ljubljana. Foto © Silvia Lucero

Vista panorámica desde el castillo. Foto © Patrick Mreyen

Vista panorámica desde el castillo. Foto © Patrick Mreyen

 

2. Catedral de San Nicolás
De estilo barroco, preciosa, llena de frescos, esculturas y órganos impresionantes. Toda con adornos en hoja de oro. No te pierdas las puertas con relieves impactantes, una de ellas sobre la historia de Eslovenia y la otra dedicada a los obispos del siglo XX de Ljubljana.

Interior de la Catedral de San Nicolás. Foto © Patrick Mreyen

Interior de la Catedral de San Nicolás. Foto © Patrick Mreyen

Una de las puertas de la Catedral de San Nicolás. Foto © Silvia Lucero

Una de las puertas de la Catedral de San Nicolás. Foto © Silvia Lucero


3. Sus puentes impresionantes

Me encantan los puentes y Ljubljana es una de esas típicas ciudades europeas mágicas que tiene varios importantes, ya que es atravesada por el río Ljublainica. En el punto neurálgico de la ciudad se cruzan tres puentes de piedra que se  conocen como el Puente Triple. El de en medio fue construido en 1842 reemplazando a un antiguo puente de madera, los otros dos fueron añadidos en 1929 y 1932. Éstos conectan la plaza principal, la nueva parte de la ciudad con el casco antiguo y el mercado.

Entre otros puentes famosos se encuentra el Puente del Dragón uno de los más emblemáticos de la ciudad, de estilo Art Nouveau y adornado con cuatro estatuas de dragones que parece que están custodiando el puente. Y el Puente de los Zapateros, uno de los más antiguos que, como su nombre lo indica, se debe a que ahí se encontraban los talleres de los zapateros.

Puente Triple. Foto © Patrick Mreyen

Puente Triple. Foto © Patrick Mreyen

 

Descansando al lado del Puente Triple y al fondo la Iglesia Franciscana de la Asunción. Foto © Patrick Mreyen

Descansando al lado del Puente Triple y al fondo la Iglesia Franciscana de la Asunción. Foto © Patrick Mreyen

 

4. Presernov Trg
La plaza principal es hermosa, de forma circular, la cual funciona como punto de encuentro en la ciudad. Ahí se localizan los tres puentes, el mercado, la Iglesia Franciscana de la Anunciación y edificios preciosos coloridos, que reflejan la arquitectura perfecta de la ciudad.

Presernov Trg o la plaza principal de Ljubljana. Foto © Patrick Mreyen

Presernov Trg o la plaza principal de Ljubljana. Foto © Patrick Mreyen


5. Centro histórico

Caminar por sus calles es una experiencia fascinante, porque como mencionaba al principio, la ciudad no es tan turística, lo que te permite apreciar todo y tomar fotos con calma, sin tener cientos de turistas al mismo tiempo que tu (como en Praga -de hecho la ciudad es parecida-). Entra a sus tiendas, cruza sus puentes, admira sus plazas maravillosas y las obras del famoso arquitecto Jože Plečnik.

Centro histórico de Ljubljana. Foto © Silvia Lucero

Centro histórico de Ljubljana. Foto © Silvia Lucero

 

6. Magistrat
Ahí mismo en el casco antiguo, admira la belleza del edificio del Magistrat o Ayuntamiento, en un principio se construyó estilo gótico y tiempo después se cambió a estilo barroco.

Edificio del Ayuntamiento. Foto © Silvia Lucero

Edificio del Ayuntamiento. Foto © Silvia Lucero

7. Vinoteka Movia
Ya que estás caminando por el centro histórico, no dejes de visitar este pequeño bar, súper acogedor ideal para probar vinos de las diferentes regiones de Eslovenia.

Degustando vinos locales en la deliciosa Vinoteka Movia. Foto © Patrick Mreyen

Degustando vinos locales en la deliciosa Vinoteka Movia. Foto © Patrick Mreyen

 

8. Restaurante bosnio Harambasa
Aprovecha que aquí puedes probar comida y cervezas de otros países de la península balcánica. Como este restaurante bosnio, muy sencillo pero muy pintoresco, donde te recomiendo beber algunas cervezas típicas bosnias y probar algo típico, como las salchichas, hay de diferentes tipos.

Típico plato bosnio. Foto © Silvia Lucero

Típico plato bosnio. Foto © Silvia Lucero

Foto © Silvia Lucero

Foto © Silvia Lucero


9. Restaurante Sokol para comida típica de Eslovenia

Estando en Eslovenia no puedes dejar de comer algo típico. Ve a Sokol, que es una especie de taberna para comer los platos típicos como carnes con salsas de cereza y de champiñones, rollos de queso, sopas, etc. Su gastronomía es muy amplia, así que comerás delicioso.

Especialidad eslovena del restaurante Sokol. Foto © Silvia Lucero

Especialidad eslovena del restaurante Sokol. Foto © Silvia Lucero

10. Metelkova Mesto
Un centro cultural lleno de arte urbano, ubicado en donde antes se encontraba la sede del Ejército Nacional de Yugoslavia. En la actualidad son varios edificios que albergan galerías, espacios dedicados al arte y la cultura, restaurantes y bares. Aunque no tuve oportunidad de visitar esta zona de la ciudad, sé que está entre las más recomendadas, por eso la agregué a esta lista, para que no te las pierdas si visitas esta ciudad y porque si un día regreso a Ljubljana, estará en mi lista de lugares imperdibles.

Así que ya sabes, si estás considerando visitar alguna ciudad europea que sea hermosa y no esté tan explotada, la capital eslovena es una excelente opción.

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
One Response to “Las 10 cosas que no te debes perder en Ljubljiana”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Las 10 cosas que no te debes perder en Ljubljiana […]