Las 10 cosas que no te puedes perder en Sidney

Sidney es una ciudad moderna, cosmopolita, casi perfecta, de la que es fácil enamorarte. Con un clima maravilloso todo el año y por si fuera poco con playas bellísimas. A diferencia de otras ciudades del mundo, que ofrecen una amplia gama de lugares históricos para visitar y que en ocasiones puede resultar agotador recorrerlas, Sidney no tiene muchos sitios históricos, pero se impone ante el viajero para que la disfrute con tranquilidad y en todo su esplendor.

De igual forma hay que prepararse antes de viajar y saber cuáles son los lugares que no te puedes perder. Aquí tienes mi top 10.

Ópera de Sidney
Sin duda alguna el edificio más emblemático no sólo de Sidney, sino de toda Australia, es la Ópera de Sidney. Un edificio espectacular construido entre 1957-1973 y diseñado por el arquitecto danés Jørn Utzon. El edificio consta de varias bóvedas con forma de concha, hechas con más de un millón de azulejos blancos. Tiene cinco teatros y un restaurante, además se encuentra en un punto privilegiado en el puerto de Sidney.

Ópera de Sidney. Foto © Patrick Mreyen

Ópera de Sidney. Foto © Patrick Mreyen

Sin embargo, durante su construcción, se despertaron grandes controversias, ya que la obra era tan compleja, que excedió el presupuesto previsto, ocasionando grandes críticas y después de un cambio de gobierno, el arquitecto acabó renunciando y abandonando el país sin terminar él mismo su obra.

La explanada frente al edificio. Foto © Patrick Mreyen

La explanada frente al edificio. Foto © Patrick Mreyen

Utzon recibió el Premio Pritzker, el más importante reconocimiento de arquitectura internacional y la Ópera de Sidney fue incluida en la lista de lugares Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Verla fue para mí un sueño hecho realidad. Foto © Patrick Mreyen

Verla fue para mí un sueño hecho realidad. Foto © Patrick Mreyen

Te recomiendo tomar la visita guiada por el interior de la Ópera y de ser posible acudir a algún concierto para que vivas la experiencia completa. Nosotros tuvimos la oportunidad de tomar algunas bebidas en los bares que se encuentran afuera de la Ópera y después entramos a un concierto espectacular de la Sinfónica de Sidney en la impresionante Sala de Conciertos.

El interior en la Sala de Conciertos. Foto © Patrick Mreyen

El interior en la Sala de Conciertos. Foto © Patrick Mreyen

A veces la iluminan con colores y figuras. Foto © Miguel Lucero

A veces la iluminan con colores y figuras. Afuera se pueden ver los bares llenos de gente. Foto © Miguel Lucero

Harbour Bridge

Otro de los puntos más famosos de la ciudad es su famoso puente, el más grande -hecho de acero- del mundo y el quinto en longitud. Para su construcción, que duró ocho años, se necesitó el trabajo de 1,400 hombres y 53,000 toneladas de acero.
Su arco alcanza una altura de 134 metros. Lo puedes atravesar caminando o si eres más aventurero puedes escalarlo.

El Harbour Bridge de noche. Foto © Patrick Mreyen

Al fondo, el Harbour Bridge de noche. Foto © Patrick Mreyen

Si deseas puedes escalar el puente. Foto © Silvia Lucero

Si deseas puedes escalar el puente. Foto © Silvia Lucero

Playa Manly
Una de las cosas que no puedes dejar de hacer, es tomar el ferry para ver las playas de Sidney. Nosotros fuimos a Manly y a Bondi, la primera tiene una especie de centro bastante pintoresco con edificios de colores y una playa de arena clara, bastante concurrida.

Te recomiendo tomar el ferry hacia las playas. También tendrás vistas preciosas de la bahía y de los veleros. Pon atención en el mar que ¡está lleno de medusas! Foto © Patrick Mreyen

Te recomiendo tomar el ferry hacia las playas. También tendrás vistas preciosas de la bahía y de los veleros. Pon atención en el mar que ¡está lleno de medusas! Foto © Patrick Mreyen

Manly está llena de vida, una playa muy bonita, con una zona comercial muy colorida. Foto © Patrick Mreyen

Manly está llena de vida, una playa muy bonita, con una zona comercial muy colorida. Foto © Patrick Mreyen

Playa Bondi
Y por otro lado está Bondi, una playa que me pareció bastante cool, donde nosotros aprovechamos para recorrer sus bares y sentarnos a tomar una copa, mientras veíamos a los surfistas disfrutar las olas.

Viendo desde el bar de Icebergs a los surfistas. Foto © Patrick Mreyen

Viendo desde el bar de Icebergs a los surfistas. Foto © Patrick Mreyen

Bondi. Foto © Patrick Mreyen

Bondi. Foto © Patrick Mreyen

The Rocks
Las Rocas o The Rocks es un barrio muy bonito con su mercado, tiendas, restaurantes, bares, galerías y el Museo de Arte Contemporáneo. Con edificios históricos de estilo europeo. Tiene muy bonita vista de la bahía y del puente. Es una zona muy linda, llena de vida que no puedes dejar de visitar.

El barrio The Rocks. Foto © Patrick Mreyen

El barrio The Rocks. Foto © Patrick Mreyen

Hyde Park
Como toda ciudad grande que cuenta con algún parque importante, Sidney no podía ser la excepción. El Hyde Park es el parque público más antiguo de Australia y ahí se encuentra el Monumento ANZAC que conmemora la participación de Australia en la I Guerra Mundial.

Hyde Park, el parque público más antiguo de Australia. Foto © Patrick Mreyen

Hyde Park, el parque público más antiguo de Australia. Aquí se puede apreciar la Torre de Sidney. Foto © Patrick Mreyen

Subir a la Torre de Sidney
En una ciudad tan hermosa como Sidney, hay que aprovechar cuando hay lugares altos donde se pueden apreciar las vistas panorámicas de 360º como en Sydney Tower Eye, que mide 309 metros de altura, con todo y antena.

Vista al estadio desde la Torre de Sidney. Foto © Patrick Mreyen.

Vista al estadio desde la Torre de Sidney. Foto © Patrick Mreyen

Darling Harbour
Otro puerto en Sidney que al igual que los otros tiene restaurantes, bares, hoteles y mucha vida. Ahí se encuentra el SEA LIFE Sydney Aquarium, que es mi siguiente punto.

Darling Harbour. Foto © Miguel Lucero

Darling Harbour. Foto © Miguel Lucero

SEA LIFE Sydney Aquarium
Nuestra visita al acuario fue toda una odisea, pero valió la pena porque es precioso. Para no hacer la historia larga, como amantes de los animales que somos, en Australia quedamos fascinados con la diversidad de animales que puedes ver en su hábitat, sin embargo ya era el final del viaje y no habíamos logrado ver al famoso ornitorrinco o platypus, así que corrimos al acuario para verlo en vivo y en directo. No tenemos foto, sólo un bonito.

Circular Quay
Sidney es una ciudad donde tampoco hay que estresarse por ver cientos de monumentos, museos o lugares históricos, más que nada es una ciudad para disfrutarla caminando, sobre todo porque casi todo el año tiene días soleados. El Circular Quay es un puerto muy turístico ideal para caminar, relajarte y admirar la ciudad.

Circular Quay. Foto © Patrick Mreyen

Circular Quay. Foto © Patrick Mreyen

Como mencioné desde un principio, es casi perfecta, desde que la ves por la ventana del avión, ya sabes que es una ciudad que -como todo en Australia– te va a cautivar para siempre.

La hermosa Sidney vista desde el avión. Foto © Patrick Mreyen

La hermosa Sidney vista desde el avión. Foto © Patrick Mreyen

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
One Response to “Las 10 cosas que no te puedes perder en Sidney”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Center for the Performing Arts Este edificio me recordó al de la Ópera de Sidney, es donde se llevan a cabo los grandes eventos de arte de la ciudad como el ballet, la ópera y la […]