Las 10 cosas que me enamoraron de Santa Fe

Desde hace muchos años quería visitar la ciudad de Santa Fe y recientemente tuve la oportunidad de por fin cumplir ese sueño viajero. Para mi sorpresa, la ciudad superó mis expectativas, creo que es una de las ciudades más bonitas que he visitado en Estados Unidos. Es como una joyita llena de historia, arte y cultura.

¿Qué hay en Santa Fe?
Santa Fe es la capital del estado de Nuevo México, es la capital más antigua y más alta de Estados Unidos (2,133 m sobre el nivel del mar). La ciudad se caracteriza por su arquitectura y casas de adobe, desde que entras te cautiva con ese estilo único.

Es parte también de la nación Navajo, que abarca territorios de los estados de Nuevo México, Arizona y Utah, hogar de la tribu nativa más grande de Estados Unidos. Así que como te podrás imaginar, es una ciudad más auténtica, con mucha personalidad, donde puedes apreciar el arte y cultura de los nativos.

Aunque es pequeña, da la impresión de ser más grande por todas las actividades que ofrece. Necesitas varios días para conocerla y disfrutarla. Nosotros nos hospedamos en el hotel Inn on the Alameda y la experiencia fue excepcional, en la tarde tienen hora de vinos y quesos y las habitaciones son muy lindas, especialmente las suites como en la que nos hospedamos.

¿Qué alcanzamos a hacer en dos días como para enamorarnos de esa ciudad? Aquí te lo cuento todo.

1. Recorrer las galerías de Canyon Road
¿Sabías que Santa Fe es la ciudad con más galerías por metro cuadrado en el mundo? Tiene unas 200 galerías, su famosa calle Canyon Road es un estuche de sorpresas, ahí puedes pasar horas visitando galería tras galería. Parece que todas se concentran en una sola calle, pero no, mientras la recorres encuentras grandes áreas abiertas con más galerías y esculturas. Una de mis favoritas fue la de Jean-Claude Gaugy.

También hay muchos museos, te aconsejo ir primero a la oficina de turismo e informarte sobre ellos para que puedas elegir el tuyo, ya que hay para todos los gustos y edades.

Galería en Canyon Road. Foto © Patrick Mreyen

Galería en Canyon Road. Foto © Patrick Mreyen

Foto © Patrick Mreyen

Foto © Patrick Mreyen


2. Aprender un poco de historia en el Palacio de los Gobernadores
Uno de los edificios históricos más famosos de la ciudad. La visita es muy interesante, ya que relata la historia de Santa Fe, del estado de Nuevo México, de la conquista española, entre otras cosas y puedes ver objetos de la época.

Palacio de los Gobernadores. Foto © Patrick Mreyen

Palacio de los Gobernadores. Foto © Patrick Mreyen


3. Ver la escalera milagrosa de la Capilla de Loretto

La capilla en sí es muy bonita, pero es muy famosa porque en su interior hay una escalera de caracol hecha de madera que supuestamente fue resultado de un milagro.

Según la leyenda, cuando se finalizó la construcción de la capilla en 1878, no había forma de subir al coro, las monjas le rezaron a San José y al noveno día, apareció un hombre en un burro con sus herramientas en busca de trabajo. El hombre les hizo la escalera y desapareció misteriosamente sin despedirse ni cobrarles. Aunque lo buscaron, nunca lo encontraron, por lo que las monjas le atribuyeron el milagro a San José. Otro misterio es que la escalera no tiene soporte alguno en el medio, ni clavos.

Escalera milagrosa de la Capilla de Loretto. Foto © Patrick Mreyen

Escalera milagrosa de la Capilla de Loretto. Foto © Patrick Mreyen


4. Visitar la Catedral de San Francisco de Asís

Una catedral muy diferente en cuanto al arte. El retablo de madera del altar es precioso, muy colorido, se puede apreciar perfectamente la influencia indígena. Fíjate en todas las pinturas de la iglesia y podrás ver la diferencia. No te pierdas la estatua de la virgen ‘La Conquistadora’.

Afuera de la catedral hay una escultura muy bonita de la santa nativa Kateri Tekakwitha y un laberinto donde se lee el siguiente mensaje: “El camino del laberinto, es como el camino de la vida. Hay giros y vueltas, sentimientos de estar perdido, encuentros con otros durante tu camino, la emoción de logro en el centro y a veces un destello de intuición antes de regresar.” ¿Bello no?

Altar de la Catedral de San Francisco de Asís en Santa Fe. Foto © Patrick Mreyen

Altar de la Catedral de San Francisco de Asís en Santa Fe. Foto © Patrick Mreyen

Recorriendo el laberinto de la vida. Foto © Patrick Mreyen

Recorriendo el laberinto de la vida. Foto © Patrick Mreyen

Santa nativa Kateri Tekakwitha. Foto © Patrick Mreyen.

Santa nativa Kateri Tekakwitha. Foto © Patrick Mreyen.


5. Ir de Shopping

Si te gusta la joyería, aquí vas a enloquecer. Especialmente con todas las joyas con turquesas que puedes encontrar, muy características de los navajos. Los tapetes con diseño navajo, también son preciosos. También es un buen lugar si quieres invertir en buenas obras de arte.

Santa Fe está considerada como una de las mejores ciudades para ir de compras, de hecho tiene el Mercado Indígena más grande de Estados Unidos, donde unos 1,100 artistas representantes de 100 tribus venden sus colecciones. Para más información sobre este mercado haz clic aquí.

La joyería con turquesas es de lo más famoso. Foto © Patrick Mreyen.

La joyería con turquesas es de lo más famoso. Foto © Patrick Mreyen.

Este globo lo vi en la tienda Momeni's Gallery y me fascinó, hecho con incrustaciones de piedras semi-preciosas. Foto © Patrick Mreyen

Este globo lo vi en la tienda Momeni’s Gallery y me fascinó, hecho con incrustaciones de piedras semi-preciosas. Foto © Patrick Mreyen


6. Visitar el museo de Georgia O’Keeffe

Este museo me fascinó, aquí puedes ver obras de la pintora estadounidense que vivió gran parte de su vida en Nuevo México, entre el pueblo de Abiquiú y Ghost Ranch. Desde su primer viaje a este estado se enamoró de los paisajes y así lo plasmó en sus pinturas. Si lo visitas te recomiendo ver primero la película de 15 minutos que proyectan en la entrada del museo, para entender un poco más la vida y arte de O’Keeffe.

Mi pintura favorita en el Museo de Georgia O'Keeffe

Mi pintura favorita en el Museo de Georgia O’Keeffe

7. Música para todos
Un destino popular para los amantes de la ópera, nosotros no fuimos en temporada, pero igual pasamos a ver por fuera el edificio, ya que es muy famoso. La ciudad también organiza muchos conciertos gratuitos, de hecho la noche que estuvimos se presentó Metalachi, la única banda que fusiona el rock metálico con el mariachi (¡y son de mi Cd. Juárez!).

Ópera de Santa Fe. Foto © Patrick Mreyen.

Ópera de Santa Fe. Foto © Patrick Mreyen.


8. Puedes esquiar 

Santa Fe está al lado de las montañas, a sólo 20 minutos puedes esquiar en el resort, que es además uno de los más altos del país. Si no vas en temporada de esquí, te recomiendo subir para obtener vistas panorámicas de la zona, nosotros lo hicimos y fue un paseo muy lindo y corto. Así que si te gusta esquiar, éste puede ser tu próximo destino porque dicen que en invierno la ciudad se ve hermosa.

Vistas desde el esquí resort de Santa Fe. Foto © Patrick Mreyen.

Vistas desde el esquí resort de Santa Fe. Foto © Patrick Mreyen.


9. Probar el chile verde y el chile rojo

La gastronomía es deliciosa, con sabores intensos y picantes. Nosotros quisimos probar solamente la comida local, así que pedimos sugerencias en nuestro hotel. La primera noche fuimos a uno de los favoritos de los locales Cowgirl, donde tuvimos que cenar en la barra de lo lleno que estaba. Ahí probé los mejores nachos que he comido en mi vida y algunas cervezas artesanales de Nuevo México bastante buenas.

También fuimos a Tía Sophia (el mejor), porque aparecía en todas las publicaciones de viajes. Basta dar el primer bocado para entender porqué es tan famoso. La comida es excelente, un lugar que no te debes perder.

Mi plato en el Tía Sophia's. Foto © Silvia Lucero

Mi plato en el Tía Sophia’s. Foto © Silvia Lucero


10. Explorar la nueva zona del Railyard

Hay una zona nueva al lado de las vías de tren con bodegones convertidos en un cine, galerías de arte y restaurantes. Una de ellas me llamó mucho la atención, el Warehouse 21, un centro gratuito de arte para jóvenes. Me pareció una maravilla que estimulen la creatividad y el espíritu artístico en los adolescentes.

Zona de Railyard. Foto © Patrick Mreyen.

Zona de Railyard. Foto © Patrick Mreyen.


¿Dónde hospedarte?:
 Te recomiendo el Inn on the Alameda, un hotel boutique con un servicio excepcional, es precioso y está entre los hoteles top de la ciudad.

Nuestra suite en el Inn on the Alameda. Foto © Patrick Mreyen.

Nuestra suite en el Inn on the Alameda. Foto © Patrick Mreyen.

Un hotel boutique encantador. Foto © Patrick Mreyen.

Un hotel boutique encantador. Foto © Patrick Mreyen.

 

¿Cuándo es mejor visitar Santa Fe? En septiembre me encantó, pero me comentaron que en diciembre es de ensueño con la decoración navideña y la facilidad de poder ir a esquiar.

La próxima vez que viajes a algún destino de Estados Unidos, te recomiendo incluir esta ciudad en tus planes, ¡te vas a enamorar!

Viaje: Recorrido por el oeste y centro de Estados Unidos

*Gracias a Tourism Santa Fe por su amable hospitalidad y por apoyarnos en este recorrido por Estados Unidos.

Te invito a seguir este recorrido con el hashtag #tripdreamingusa.

Ver fotos de Santa Fe

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.

Comments are closed.