Zion, Bryce y Kanab: ¡de película de vaqueros!

Los parques nacionales de Utah ofrecen tantas maravillas naturales, que es imposible ver todo en un viaje, a menos que dediques varios días o semanas sólo a ese estado. Como hace varios años viajamos por el Gran Cañón (Arizona) y el Monument Valley (Utah), en este nuevo recorrido por el oeste y centro de Estados Unidos, decidimos incluir a nuestro itinerario el Parque Nacional Zion y el Cañón Bryce.

Ninguna fotografía por excelente que sea, se asemeja un poco a lo impresionantes que son ambos parques en persona. Si tienes oportunidad, no dejes de visitarlos. Si estás planeando hacerlo, te recomiendo tres cosas súper importantes:

  1. Empieza tu día muy temprano, si puedes al amanecer, para que alcances a ver todo y a tomar buenas fotografías con los cambios de luz.
  2. Antes de empezar tu trayecto en cada parque, llega al centro de visitantes para que te den un mapa y orientación, así sabrás qué elegir y qué recorridos hacer, ya sea a pie o en auto. Es extremadamente importante que sigas las indicaciones del parque para evitar accidentes.
  3. Si vas a visitar varios parques nacionales (ojo, algunos son estatales y tienen diferentes costos), compra el pase anual, te vas a ahorrar dinero aunque no lo vuelvas a usar el resto del año. Una entrada individual te puede costar entre 20-30 dólares y el pase anual solo 80 dólares y tienes acceso a todos los parques nacionales.

Nosotros dividimos el día en tres partes y este fue nuestro recorrido:

Parque Nacional Zion

Comenzamos en este parque precioso, de los más hermosos del país. Desde que ingresas es impresionante por las formaciones de las montañas y sus distintos tonos rojizos. Además el pavimento rojo y el cielo azul, hacen que las montañas resalten aún más. Al entrar al parque, hay que atravesar un túnel que tiene ventanas, donde mientras desciendes puedes alcanzar a ver un poco el panorama impresionante. Una vez que sales y te encuentras entre las montañas gigantescas, te darás cuenta porqué es de los favoritos de los viajeros.

El Parque Naciona Zion es impresionante cuando lo ves en persona. Foto © Patrick Mreyen

El Parque Naciona Zion es impresionante cuando lo ves en persona. Foto © Patrick Mreyen

Como el parque es enorme y nosotros no teníamos mucho tiempo para hacer senderismo, a lo que van muchos aventureros, decidimos seguir la recomendación de la oficina de Turismo de tomar un autobús en el centro de visitantes y bajarnos hasta la última parada “Temple of Sinawava” para caminar por el sendero “Riverside walk” que era bastante corto y fácil.

Zion. Foto © Patrick Mreyen

Zion. Foto © Patrick Mreyen

Las paredes son altísimas y preciosas con sus colores rojizos. Foto © Patrick Mreyen

Las paredes son altísimas y preciosas con sus colores rojizos. Foto © Patrick Mreyen

Hicimos un camino fácil por falta de tiempo, pero igual era impresionante. Foto © Patrick Mreyen

Hicimos un camino fácil por falta de tiempo, pero igual era impresionante. Foto © Patrick Mreyen

Precio: 30 dólares por vehículo

Cañón Bryce

De Zion condujimos al Cañón Bryce, aunque en realidad no es un cañón. Esa visita fue más fácil ya que no tuvimos que hacer ningún recorrido a pie, solamente detenernos en cada mirador para tomar fotografías. Eso sí, te recomiendo detenerte al menos en los más asombrosos, para que te lleves una idea de las diferentes formaciones del parque. Mi favorito fue el ‘Natural Bridge’.

Natural Bridge en el Cañón Bryce. Foto © Patrick Mreyen

Natural Bridge en el Cañón Bryce. Foto © Patrick Mreyen

Los dos miradores principales, donde puedes tomar la típica foto de Bryce con sus cientos de ‘hoodoos’ o ‘chimenea de hadas’, están muy cerca del centro de visitantes, yo te recomiendo dejarlos hasta el final para que cierres con broche de oro con esas vistas espectaculares. Además al atardecer se ven muy lindos los colores ocre y rojizos sobre las rocas.

De paseo por Bryce. Foto © Patrick Mreyen

De paseo por Bryce. Foto © Patrick Mreyen

Uno de los mejores bancos del mundo. Foto © Patrick Mreyen

Uno de los mejores bancos del mundo. Foto © Patrick Mreyen

Nuestras sombras viajeras. Foto © Patrick Mreyen

Nuestras sombras viajeras. Foto © Patrick Mreyen

Precio: 30 dólares por vehículo

Kanab

Lo mejor que puedes hacer es dormir en Kanab, su slogan “Abra Kanabra!” lo describe perfectamente porque es un pequeño pueblito lleno de magia. Conocido también como el “pequeño Hollywood” porque aquí se filmaron en el pasado muchas películas de vaqueros. Y es que con esas montañas como telón de fondo y los paisajes del desierto, no podía haber escenario más idóneo.

Motel Parry Lodge en Kanab. Foto © Patrick Mreyen

Motel Parry Lodge en Kanab. Foto © Patrick Mreyen

La Oficina de Turismo del Sudoeste de Utah fue muy cordial y nos apoyó en este viaje brindándonos hospedaje en el Motel Parry Lodge, un hotel que fue testigo de la época de oro del cine. Además es temático y cada habitación lleva el nombre de alguna estrella famosa, a nosotros nos tocó el cuarto de Maureen O’Hara.

Kanab, no puedes dejar de visitarlo. Foto © Patrick Mreyen

Kanab, no puedes dejar de visitarlo. Foto © Patrick Mreyen

Cenamos delicioso en el restaurante Houston’s Trails End y de ahí nos pasamos a probar la cerveza local a un bar precioso Calvin T’s Smoking Gun BBQ & Saloon, donde como todo en ese lugar, era estilo western.

Patio del bar. Foto © Patrick Mreyen

Patio del bar. Foto © Patrick Mreyen

Definitivamente nos quedaron lugares pendientes en esa región de Utah, pero como siempre digo, mejor aún, porque así siempre habrá un pretexto para volver.

Foto principal: Cañón Bryce tomada desde el Bryce Point © Patrick Mreyen

¿Dónde dormir?: Motel Parry Lodge en Kanab, Utah.

Viaje: Aquí puedes seguir nuestro recorrido por el oeste y centro de Estados Unidos

*Gracias a Kane County / Southern Utah Office of Tourism por su amable hospitalidad y por apoyarnos en este recorrido por Estados Unidos.

Te invito a seguir este recorrido con el hashtag #tripdreamingusa.

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
2 Responses to “Zion, Bryce y Kanab: ¡de película de vaqueros!”
  1. Maria Esther Anderson says:

    Querida Silvia:
    La verdad nos estas deleitando con esos paisajes tan hermosos de esos lugares magicos. Algun dia podremos viajar y ver esos lugares. Me encantaria ir a Kanab.
    Saludos y muchisimas gracias por proporcionarnos tanta informacion. Eres una inspiracion para mi. Tambien me gusta la aventura y aprendo mucho visitando tu blog.
    Saludos a Patrick y mucho cariño
    Maria Esther.