Saint Paul: divertida, cultural y con buena cerveza artesanal

Qué cool es Saint Paul, es de esas ciudades que cuando las visitas te preguntas, ‘por qué no se me había ocurrido venir antes y no caer siempre en las mismas ciudades’. Además la gente es súper amable y para añadirle un punto extra, ahí también se producen deliciosas cervezas artesanales ¿qué más puedes pedir?

Nuestra visita fue breve, lamentablemente, pero Visit Saint Paul nos ayudó para que fuera lo más interesante y placentera posible. ¿Qué visitamos?

Minnesota History Center
Para ser honesta en un principio pensé en visitar rápidamente este centro y mejor invertir más horas caminando por la ciudad. Pero ya estando ahí es imposible. Este es uno de los museos más entretenidos que he visto. Todo es interactivo, así que pasamos unas tres horas como niños, tocando y subiéndonos a todo, pero sobre todo aprendiendo de la manera más divertida (y nos faltó tiempo).

En el teepee aprendiendo sobre el estilo de vida de los nativos. Foto © Patrick Mreyen

En el teepee aprendiendo sobre el estilo de vida de los nativos. Foto © Patrick Mreyen

Aquí vas a aprender sobre la historia de Minnesota y otros acontecimientos que sucedieron en el país y en el mundo en diferentes épocas. Por ejemplo hay una recreación de un avión de la II Guerra Mundial, en el cual te subes y hay un simulacro de todo lo que sucedía cuando volaban durante los bombardeos. Triste pero muy interesante.

Copia de avión de la II Guerra Mundial, para el simulacro de vuelo. Foto © Patrick Mreyen

Copia de avión de la II Guerra Mundial, para el simulacro de vuelo. Foto © Patrick Mreyen

La zona del clima fue de mis favoritas, especialmente la sección donde te explican sobre los tornados. Hay un simulacro en el que supuestamente te encuentras en el sótano de una casa, mientras estás sentado escuchando la radio y las noticias, empieza a llover y de repente todo se mueve, porque ha llegado el tornado. Es impresionante.

El área de meteorología. Foto © Patrick Mreyen

El área de meteorología. Foto © Patrick Mreyen

Así sería el sótano de una casa. Hacen un simulacro como si azotara un tornado. Foto © Patrick Mreyen

Así sería el sótano de una casa. Hacen un simulacro como si azotara un tornado. Foto © Patrick Mreyen

Un lugar perfecto para visitar con niños, aunque los adultos también van a pasar unas horas muy divertidas.

Patrick prendiendo el auto. Foto © Silvia Lucero

Patrick prendiendo el auto. Foto © Silvia Lucero

En la mina. Foto © Silvia Lucero

En la mina. Foto © Silvia Lucero


Catedral de Saint Paul
Esta catedral no tiene nada que envidiar a ninguna catedral europea, es preciosa y con una historia muy interesante. Todos los días a la 1 de la tarde dan una visita guiada gratuita de una hora e independientemente de si eres religioso o no, vale la pena tomar el tour porque es muy interesante, te dan datos históricos de la ciudad, de la catedral y te van contando anécdotas divertidas.

Catedral de Saint Paul en Minnesota. Foto © Patrick Mreyen

Catedral de Saint Paul en Minnesota. Foto © Patrick Mreyen

Interior de la catedral de Saint Paul, es preciosa. Foto © Patrick Mreyen

Interior de la catedral de Saint Paul, es preciosa. Foto © Patrick Mreyen

 

Cervecería Summit
No todo fue cultura e historia ese día. En Saint Paul se toman el tema de la cerveza muy en serio, de hecho dicen que es la ‘capital de la cerveza artesanal’. En la página de Visit Saint Paul puedes encontrar varias cervecerías donde puedes ir a hacer degustaciones, nosotros fuimos a una de las pioneras: Summit Brewing Company.

Cervecería Summit, de las pioneras en cervezas artesanales. Foto © Patrick Mreyen

Cervecería Summit, de las pioneras en cervezas artesanales. Foto © Patrick Mreyen

Primero nos dieron un recorrido por la fábrica y cuatro fichas para degustar diferentes tipos de cerveza. Yo degusté la más famosa que fue con la que iniciaron la Summit Extra Pale Ale, la Pilsner, Oktoberfest (por temporada únicamente) y la Wafflesauce. Se me hace agua la boca solo de recordar esta visita.

Fábrica de Summit. Foto © Patrick Mreyen

Fábrica de Summit. Foto © Patrick Mreyen

 

The Beer Dabbler Store
Esta tienda me encantó, es súper original y rinde tributo a la cerveza. Aquí puedes encontrar todo tipo de artículos, desde camisetas súper cool de cada cervecería artesanal del país, ver su colección de vasos (de cerveza por supuesto), artículos decorativos para usar las fichas de las botellas, guantes de estambre para que no te de frío al tomarte tu cerveza helada, juegos de mesa, entre muchas otras cosas.

La tienda The Beer Dabbler. Foto © Patrick Mreyen

La tienda The Beer Dabbler. Foto © Patrick Mreyen

Uno de los productos de la tienda. Foto © Patrick Mreyen

Uno de los productos de la tienda. Foto © Patrick Mreyen

Además, te acuerdas que te dije que aquí se toman muy en serio su pasión por la cerveza; pues ellos organizan algo muy original, el Beer Dabbler Winter Carnival, un festival donde participan más de 120 cervecerías artesanales, ¿qué tiene de raro? que lo organizan en enero y en esa época del año están como a -10°C. Eso sí, ha de ser una experiencia súper divertida, añadida ya a mi bucket list.

Para el frío. Foto © Patrick Mreyen

Para el frío. Foto © Patrick Mreyen


The Happy Gnome
Me encantó el nombre de este lugar, gnomo –viajero- y aparte feliz. Nosotros viajeros también fuimos felices aquí porque cenamos delicioso, aquí pude probar el sándwich típico de Saint Paul “Juicy Lucy”. Y también porque en este restaurante-bar sirven 77 cervezas artesanales de barril. El lugar perfecto para los amantes de la cerveza artesanal.

Restaurante The Happy Gnome. Foto © Silvia Lucero

Restaurante The Happy Gnome. Foto © Silvia Lucero

Mi Juicy Lucy, sándwich típico de Saint Paul. Foto © Silvia Lucero

Mi Juicy Lucy, sándwich típico de Saint Paul. Foto © Silvia Lucero


Encuentro con Charlie Brown
El creador de Charlie Brown, Charles Schulz nació en Minneapolis y creció en Saint Paul. En la Plaza Landmark puedes ver varias esculturas de bronce de los famosos personajes de Peanuts. Como crecí con Snoopy y Charlie Brown, obviamente tenía que tomarme una foto ahí. Aunque esta fue tomada hace ya algunos años, durante la cobertura de la Convención Nacional Republicana en el 2008.

Entre Sally y Charlie Brown...hace unos años... Foto © La Trotamundos

Entre Sally y Charlie Brown…hace unos años… Foto © La Trotamundos

 

¿Dónde dormimos?
Hasta nuestro hospedaje fue divertido y original en Saint Paul, ya que nos quedamos una noche en un barco sobre el río Mississippi, en el Covington Inn Bed & Breakfast. Fue una experiencia muy linda y diferente.

Foto © Silvia Lucero

Foto © Silvia Lucero

Un barco anclado que funciona como boutique hotel, más original imposible. Foto © Patrick Mreyen

Un barco anclado que funciona como boutique hotel, más original imposible. Foto © Patrick Mreyen

El barco tiene cuatro habitaciones muy bonitas, todas con baño privado y bastante cómodas (al menos la nuestra estuvo estupenda). La dueña, que vive ahí mismo en el barco, es muy amable y hace que la estancia ahí sea más personalizada, que te sientas como en casa. Además te prepara un desayuno delicioso.

Nuestra habitación. Foto © Silvia Lucero

Nuestra habitación. Foto © Silvia Lucero

La sala de nuestro camarote. Foto © Patrick Mreyen

La sala de nuestra habitación. Foto © Patrick Mreyen

 

Sólo por mencionarlo, me comentó que su bote está a la venta porque ella se muda con su familia a otro estado, por si te interesa explorar nuevas oportunidades en Minnesota y ser dueño de un bote…

¿Qué me pareció Saint Paul? Una ciudad súper linda, ideal también para viajar en familia, porque tiene museos donde los niños se divertirían en grande, por sus parques y por los deportes.

Eso sí, hay una rivalidad entre las ciudades gemelas Saint Paul y Minneapolis, así que evita preguntar cuál es mejor. Bueno, aunque no lo preguntes ellos mismos se encargarán de venderte su ciudad.

*Gracias a Visit Saint Paul, por habernos organizado este itinerario tan divertido, por su amable hospitalidad y por habernos apoyado durante nuestra estancia en esa magnífica ciudad.

Te invito a seguir este recorrido con el hashtag #tripdreamingusa.

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
One Response to “Saint Paul: divertida, cultural y con buena cerveza artesanal”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] toca a ti viajar a descubrirla. Lo mejor es que Minneapolis tiene a su ‘ciudad gemela’ Saint Paul al lado, así que podrás disfrutar ambas en un solo […]