¿Cómo aprovechar el ‘turismo colaborativo’?

Hace poco leí un artículo muy interesante del periodista Andrés Cavelier, sobre el crecimiento de la economía colaborativa. Todos hemos sido parte de ella, si has usado Uber o airbnb sabes de lo que te estoy hablando, esa nueva tendencia de compartir, donde –creo yo- todos salimos ganando.

Los viajeros nos beneficiamos bastante de esa economía colaborativa que también involucra a la industria del turismo. Ahora tenemos oportunidad de viajar a bajo precio rentando un dormitorio en alguna casa o hasta consiguiendo espacio en un sofá. Compartiendo un “aventón” de una ciudad a otra, rentando productos para bebés en el destino al que viajas y hasta podemos cenar en casa de algún chef.

Por eso hoy te quiero compartir algunas ‘apps’ o páginas que te pueden servir en tu próximo viaje. Curiosamente en algunas no hay canje monetario ¿por qué? porque para muchos es más importante la riqueza cultural que deja el hacer amistades en otras partes del mundo, la ganancia va más allá de lo monetario.

Si viajas con niños

Cuando vivía en Málaga compré silla para el coche y una cama portátil de bebé (corralito como le decimos en México), para cuando nos visitaran nuestros sobrinos. Intentando evitar también que nuestros familiares tuvieran que hacer viajes internacionales cargando un montón de cosas. Pero todo el año duraban guardados en el armario, hasta que llegaba alguien con niños.

Kangapp precisamente intenta facilitar esa parte tanto para el viajero, que llega al destino alquilando silla para el coche, buscando hospedajes donde haya cunas, etc., como para los padres o familiares que tienen productos que pueden alquilar. Además su plataforma tiene un chat donde los padres pueden pasarse consejos como qué lugares son mejores para ir con niños durante el viaje.

Con clóset en otro lugar

Hace poco me enteré de la existencia de PaktBag, que está más enfocada en aquellos que viajan seguido a un mismo destino por negocios, les da la oportunidad de rentar un armario, sí así como lo lees, tener tu propio clóset en otra ciudad, para evitar documentar o tener que estarte preocupando por hacer y deshacer equipaje. ¿Cómo vas a tener tu ropa en tu hotel y tenerla siempre limpia y lista? De eso se hace cargo el “host”.

Transporte al instante y sin efectivo

Yo creo que todos hemos usado Uber y/o Lyft. A mí me encanta por lo práctico de pedirlo a través de la ‘app’, saber que en sólo en unos minutos va a llegar el auto y sobre todo no tenerme que preocupar por si traigo efectivo o por si acepta tarjeta de crédito.

Para compartir auto

Para el que viaja solo o le sobra espacio en el auto, Bla Bla Car es una excelente opción para no aburrirse en carretera y sobre todo ahorrar dinero compartiendo los gastos del viaje. Muchos lo ven también como una buena oportunidad de conocer gente. Como puedes ver los perfiles y reseñas, tu decides con quién hacer el viaje.

Hospedaje con locales

Para ese viajero que más que necesitar un buen sofá donde dormir tiene un mayor interés en conocer gente local, Couchsurfing es ideal. Es como si estuvieras de visita en casa de un amigo que vive en otro país y te tocara dormir en el sofá. En Couchsurfing no hay dinero de por medio, lo que hay es un intercambio cultural y la oportunidad de conocer gente nueva que tal vez te va a dar los mejores consejos para conocer su ciudad.

Cuando necesitas más que un cuarto de hotel

También hay empresas como airbnb, Homestay o HomeAway que cada vez se hacen más populares, ahora ves que también algunos famosos alquilan propiedades a través de ellas. Puedes rentar habitaciones, departamentos, casas y hasta villas y son opciones ideales para estancias más largas o cuando se viaja en grupo grande.

Para los amantes del buen comer

Para los foodies existen opciones como EatWith, donde puedes ir a comer a casa de algún chef y cenar delicioso. Aquí puedes seleccionar a qué cena quieres acudir, hacer reservación y pagar. Así cuando llegue el día de la cena, sólo tienes que presentarte a deleitar la comida y a conocer a otros que seguramente comparten la misma pasión que tú.

Conocer un lugar de la mano de un local

Aunque muchos prefieren viajar por la libre, hay ocasiones en las te gustaría que alguien te explicara las maravillas de algún lugar o te guiara en una excursión. Beetripper es una comunidad que conecta guías locales con los viajeros. Otra oportunidad para hacer nuevos amigos.

¿Qué hago con el perro?

Cada vez que mi hermana sale de viaje su preocupación es ver qué hará con su perrita Fiona. Cuando podemos la cuidamos otros familiares y como última opción, se va a un hotel para perros (que por cierto son carísimos), pero hay alternativas como DogVacay, donde puedes buscar algún pet sitter cerca de ti.

A esa red se unen personas que comparten la pasión por los animales y pueden cuidar durante esos días de ellos, se paga algo de dinero por el hospedaje y te incluye un seguro para la mascota, asistencia 24/7 y fotos diarias para que puedas ver cómo está tu perrito.

Lo más impresionante de estas empresas de consumo colaborativo es ver cómo han surgido de necesidades tan sencillas que tenemos en nuestro día a día. Con una filosofía de “todos colaboramos, todos ganamos” que en muchas ocasiones va más allá de lo material. Y lo mejor es que como viajeros tenemos un amplio abanico de posibilidades, sólo hay que investigar un poco cuál se adapta más a nuestras necesidades.

Te recomiendo leer:

La economía colaborativa, inatajable de Andrés Cavelier

*Foto: recámara del piso que alquilamos por una semana a través de malagaflat durante unas vacaciones en Málaga.

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.

Comments are closed.