Charleston y sus mansiones encantadoras

Me fascina el sur de Estados Unidos y Charleston es una de las ciudades más encantadoras del país. Es ideal para una escapada de fin de semana, porque es pequeña y muy fácil de recorrer. Por algo ha sido elegida por varios años consecutivos en la revista Condé Nast, como la número 1.

Lo que más me gustó de esta ciudad fue su arquitectura, una mezcla de edificaciones coloniales, gregorianas, victorianas, art déco y de otros estilos. Edificios tan espléndidos, que pareciera que estás viajando entre diferentes épocas.

Encuentras diferentes tipos de construcciones, todas bellísimas. Foto © Silvia Lucero

Encuentras diferentes tipos de construcciones, todas bellísimas. Foto © Silvia Lucero

Balcones en mansiones. Foto © Silvia Lucero

Balcones en mansiones. Foto © Silvia Lucero

Las mansiones son impresionantes. Foto © Patrick Mreyen

Las mansiones son impresionantes. Foto © Patrick Mreyen

Me enamoré de los porches. Foto © Silvia Lucero

Me enamoré de los porches. Foto © Silvia Lucero

Edificio de la Aduana. Foto © Patrick Mreyen

Así de magníficos son los edificios de Charleston. Foto © Patrick Mreyen

Apodada ‘ciudad santa’ por sus iglesias, es también un destino con gran peso histórico, sobre todo por la Guerra Civil. Parte de las atracciones son precisamente las plantaciones y mansiones históricas.

Charleston está llena de mansiones históricas impresionantes. Foto © Patrick Mreyen

Charleston está llena de mansiones históricas impresionantes. Foto © Patrick Mreyen

Nosotros visitamos la mansión histórica Aiken-Rhett, que ahora es museo, pero estuvo en manos de la familia Aiken y sus descendientes durante 142 años. Originalmente la casa perteneció a un inmigrante irlandés que fue uno de los principales comerciantes de la ciudad, pero por cuestiones financieras, tuvo que venderla a William Aiken Jr.

Aiken, también un adinerado hombre de negocios, tenía plantaciones de arroz y fue gobernador de Carolina del Sur. Durante el tour en la mansión, puedes ver (pero sin tomar fotos), como era la casa, los muebles que traían de Europa y otros objetos originales. Tristemente también puedes ver donde vivían y trabajan los esclavos.

Mansión Aiken-Rhett. Foto © Silvia Lucero

Mansión Aiken-Rhett. Foto © Silvia Lucero

Definitivamente es una ciudad para caminarla, porque en sus calles vas encontrando esos pequeños tesoros que la hacen más bella. Por ejemplo en la calle Rainbow Row, puedes ver alineados lindos edificios de colores, como su nombre lo indica, todo un arcoíris. También está Kings Street para ir de compras, comer o beber.

Rainbow Row, una calle llena de casas coloridas. Foto © Patrick Mreyen

Rainbow Row, una calle llena de casas coloridas. Foto © Patrick Mreyen

Kings Street, para ir de compras. Foto © Patrick Mreyen

Kings Street, para ir de compras. Foto © Patrick Mreyen

La intersección más famosa es la de las “Cuatro Esquinas de la Ley”, se llama así, porque en esas esquinas se concentran los edificios religiosos, federales, estatales y municipales más importantes.

Las Cuatro Esquinas de la Ley. En la foto la Iglesia Episcopal St. Michael y la Oficina Postal. Foto © Patrick Mreyen

Las Cuatro Esquinas de la Ley. En la foto la Iglesia Episcopal St. Michael y la Oficina Postal. Foto © Patrick Mreyen

Otro edificio que no te puedes perder, es el del Mercado de la Ciudad, tiene un diseño precioso.

Mercado. Foto © Silvia Lucero

Mercado de la Ciudad. Foto © Silvia Lucero

Como puedes ver, en este artículo me quise enfocar más en las mansiones, que fue lo que más me gustó, pero la ciudad también tiene parques, un puente muy bonito (Arthur Ravenel Jr.), una especie de malecón, el monumento Fort Sumter, entre otras atracciones. Y sobre todo playas cercanas.

Playa en la ciudad. Foto © Silvia Lucero

Playa en la ciudad. Foto © Silvia Lucero

Charleston me pareció el lugar ideal para un viaje romántico o en familia. Si tienes tiempo, ya que estás en el sur, no dejes de incluir en tu itinerario a su hermosa “ciudad hermana”, Savannah, Georgia, no te vas a arrepentir.

Charleston, de las ciudades más bonitas del país. Foto © Patrick Mreyen

Charleston, de las ciudades más bonitas del país. Foto © Patrick Mreyen

Otros artículos de interés:
Conduciendo por el sur de Estados Unidos
Las 10 calles más famosas de Estados Unidos
Los 10 mejores parques para disfrutar el verano

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.

Comments are closed.