Hotel Kempinski Corvinus, para una experiencia sofisticada en Budapest

Seamos honestos, a quién no le gusta llegar a su hotel y encontrarse con un lugar moderno y sofisticado, sobre todo si la ciudad que se está visitando es tan hermosa como Budapest. Nuestra experiencia en el Hotel Kempinski Corvinus fue como su categoría, cinco estrellas.

Las instalaciones

Desde que entramos al hotel me fascinó la decoración ultra moderna, pero con un toque clásico. Su techo con columnas súper altas, los muebles contemporáneos y un pasillo en forma de luna donde se encontraban otras mesas y sofás, todo decorado con cuadros súper cool.

Lobby del Hotel Kempinski Corvinus. Foto © Silvia Lucero

Lobby del Hotel Kempinski Corvinus. Foto © Silvia Lucero

Una de las áreas comunes junto al lobby. Foto © Silvia Lucero

Una de las áreas comunes junto al lobby. Foto © Silvia Lucero

Frente al lobby hay un bar donde puedes relajarte un rato, ver gente entrar y salir del hotel, ya que hay mucha actividad o al menos cuando estuvimos ahí me pareció que había mucha vida (en las fotos procuramos que no saliera gente), todo mientras tomas una copa de un delicioso vino Tokaji.

En este bar junto al lobby nos sentamos a disfrutar un delicioso vino Tojaki, típico de Hungría. Foto © Patrick Mreyen

En este bar junto al lobby nos sentamos a disfrutar un delicioso vino Tojaki, típico de Hungría. Foto © Patrick Mreyen

La habitación

La habitación era de estilo más clásico, muy amplia y cómoda, pero lo que más me gustó fue la vista tan bella que tuvimos hacia la plaza Erzsébet. Tengo que decir que nuestro descanso ahí fue de lujo. Otro punto a su favor es que el baño era bastante amplio.

La vista desde nuestra habitación. Foto © Silvia Lucero

La vista desde nuestra habitación. Foto © Silvia Lucero

Nuestra habitación. Foto © Silvia Lucero

Nuestra habitación. Foto © Silvia Lucero

El baño estaba muy amplio y cómodo. Foto © Patrick Mreyen

El baño estaba muy amplio y cómodo. Foto © Patrick Mreyen

El spa

Aunque ya habíamos estado anteriormente en Budapest, es una ciudad que ha cambiado bastante en los últimos años y cada vez se pone más hermosa. Así que decidimos recorrerla caminando y en la tarde hacer un break para descansar un poco en el hotel antes de ir a cenar.

Disfrutando el spa. Foto © Silvia Lucero

Disfrutando el spa. Foto © Silvia Lucero

Estábamos tan cansados que ir a pasar una hora al spa fue lo mejor que pudimos hacer. El spa tiene sauna, piscina, área de camastros y también hay servicio de masajes y tratamientos. Nosotros nos metimos a la piscina y al sauna. ¡Qué difícil fue salir de nuevo del hotel!

Perfecta hora de relax después de caminar por toda Budapest. Foto © Patrick Mreyen

Perfecta hora de relax después de caminar por toda Budapest. Foto © Patrick Mreyen

El desayuno

El hotel tiene varios restaurantes y muy buenos. Pero el desayuno en su restaurante ÉS Bisztró, ha sido de los mejores que he tenido en todos mis viajes, sin exagerar. Eso es montar un desayuno buffet de lujo. El restaurante es muy bonito, con decoración muy animada tipo bistro, pero lo que más me gustó fueron todas las estaciones de barras con todo tipo de opciones para desayunar.

Restaurante donde se sirve el delicioso desayuno. Foto © Patrick Mreyen

Restaurante ÉS Bisztró donde se sirve el delicioso desayuno. Foto © Patrick Mreyen

Barra con todo tipo de panes. Foto © Patrick Mreyen

Barra con todo tipo de panes. Foto © Patrick Mreyen

Por ahí nos contaron que el desayuno en el hotel es muy popular también entre los locales y turistas que se hospedan en otros lugares.

Así empezamos...Foto © Silvia Lucero

Así empezamos…Foto © Silvia Lucero

Ubicación

El hotel tiene una ubicación perfecta justo frente a la plaza Erzsébet, que además de ser un atractivo turístico, tiene restaurantes y bares con terrazas, otra zona de Budapest con muy buen ambiente. ¡Cómo me gustó Budapest!

Exterior del hotel. Foto © Silvia Lucero

Exterior del hotel. Foto © Silvia Lucero

Está muy cerca de atracciones turísticas y de calles peatonales comerciales. Lo mejor es que tiene una estación de metro justo a la salida del hotel.

Después de la experiencia en el Hotel Kempinski Corvinus, lo he colocado en mi lista de favoritos, el hotel me pareció el reflejo perfecto de Budapest, moderno y clásico a la vez.
*Gracias al Hotel Kempinksi Corvinus por su amable hospitalidad

Si te gustaría viajar a Budapest y que organice tu viaje, escríbeme a silvia.lucero@tripdreaming.com.

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.

Comments are closed.