El Semitronix, un hotel que refleja la transformación de Pristina

Los hoteles hablan de los lugares, proyectan la imagen de un destino. Pristina es una ciudad que se está transformando y modernizando, a pesar de ser la capital de un país que lucha por ser reconocido por todos. No sé qué impresión tengas de esa ciudad, yo no sabía qué esperar antes de conocerla, pero como antes de salir a “turistear” llegamos a nuestro hotel Semitronix, con eso nos quedó claro que es una ciudad que ve hacia el futuro y está dispuesta a conquistar al viajero.

Cuando entramos al edificio, nos llamó la atención ver un lugar enorme porque esperábamos que fuera más pequeño, pero resultó que el edificio es también un centro de negocios. Ahí nos indicaron que el hotel estaba situado en el último piso de la torre.

Entrada a Semitronix. Foto © Silvia Lucero

Entrada al Semitronix. Foto © Silvia Lucero

Entrada al edificio. Foto © Silvia Lucero

Entrada al edificio. Foto © Silvia Lucero

Ya desde el elevador sabía que me iba a gustar el hotel, porque era muy moderno, con luces de colores y mira que normalmente odio los elevadores, pero curiosamente es otra de las cosas en las que presto mucha atención en los hoteles.

Subiendo a nuestro hotel. Foto © Patrick Mreyen

Subiendo a nuestro hotel. Foto © Patrick Mreyen

Lo que me gusta de visitar destinos que apenas están apostándole al turismo, es que tienen hoteles muy nuevos o recién remodelados. En este caso nuestra habitación aparte de ser muy grande, era muy cómoda y tenía un amplio balcón con vistas a la ciudad.

Nuestra habitación en el hotel Semitronix. Foto © Silvia Lucero

Nuestra habitación en el hotel Semitronix. Foto © Silvia Lucero

Amanecer en Pristina. Foto © Patrick Mreyen

Amanecer en Pristina. Foto © Patrick Mreyen

El hotel era muy tranquilo, entre los pasillos había salas muy bonitas y modernas; pero sin duda alguna mi parte favorita fue la de la piscina, con un deck de madera, camastros y donde obviamente al estar en el último piso, tenías también vistas panorámicas.

Piscina del Semitronix. Foto © Silvia Lucero

Piscina del Semitronix. Foto © Silvia Lucero

Restaurante en la terraza. Foto © Silvia Lucero

Restaurante en la terraza. Foto © Silvia Lucero

Me encantó que pot todos lados tenías vistas a la ciudad de Pristina. Foto © Silvia Lucero

Me encantó que por todos lados tenías vistas a la ciudad de Pristina. Foto © Silvia Lucero

Ahí en ese hotel fue la primera relación que hice de Pristina con mi ciudad en México, porque todos eran muy amables, nos trataban como si nos conocieran; en general nos hicieron sentir muy bien. Como sólo teníamos un día para conocer la ciudad nos dieron recomendaciones sobre qué ver en poco tiempo y nos compartieron historias positivas sobre Kosovo. Nos pasó lo mismo al regresar ya noche, cuando salió uno de los encargados a ver cómo nos había ido y duramos varios minutos conversando de los cambios de la ciudad. Como ya dije en otro artículo, mi parte favorita de Kosovo fue su gente.

El hotel no está en el centro, está en una zona de tiendas tipo outlets y empresas sobre una amplia avenida. Pero eso no fue inconveniente porque de ahí mismo de la recepción llamaban a los taxis oficiales y una vez en el centro, no fue difícil conseguir taxi de regreso (también oficial). Además el transporte era muy barato.

Si te animas a viajar a Pristina (totalmente recomendable), te aseguro que el hotel Semitronix es una excelente opción, ahí te van a hacer sentir como en casa y tendrás una estancia muy cómoda y acogedora.

*Gracias al Hotel Semitronix por su amable hospitalidad.

Si te gustaría viajar a Kosovo y/o a la zona de los Balcanes y que organice tu viaje, escríbeme a silvia.lucero@tripdreaming.com.

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.

Comments are closed.