Mi visita al Santuario de la Virgen de Fátima

El 13 de mayo de 1917 tres niños pastores, Lucía, Jacinta y Francisco afirmaron que se les había aparecido la Virgen María en Cova da Iria en Portugal. Todo sucedió justo en la época en la que se desarrollaba la I Guerra Mundial. Hoy se cumplen 100 años de esas apariciones y el Santuario de Fátima, uno de los sitios religiosos más visitados de Europa, está de fiesta.

No voy a entrar en detalles religiosos ni históricos, aunque soy católica, no soy experta ni conozco mucho sobre el tema, solo quiero compartir mi breve visita a Fátima porque fue una experiencia muy bonita y creo que merece la pena ir si se viaja a Portugal.

En nuestro caso como fue un viaje que hicimos en auto recorriendo el país luso de punta a punta, en el trayecto de Lisboa a Oporto no pudimos dejar de visitar el Santuario de Fátima que es uno de los puntos más famosos de Portugal. Además a mí me hacía mucha ilusión conocerlo.

Volviendo al porqué es un lugar sagrado, así a muy grandes rasgos, en sus apariciones la Virgen citaba a los niños para que acudieran a escuchar su mensaje el día 13 de cada mes, durante seis meses consecutivos. Ella les pedía que rezaran el rosario todos los días y les dijo tres secretos proféticos, también habló de un fenómeno sobrenatural que ocurriría al final de sus apariciones, lo que se le conoció como “el milagro del sol”.

Una de las peticiones de la Virgen fue que se le construyera una capilla en su honor en Cova de Iria (lugar donde se aparecía en Fátima), así que siguiendo sus deseos, la construcción de la capilla empezó en 1919, pero debido a la aglomeración de visitantes fue ampliándose y modernizándose con el tiempo. En la actualidad es un santuario muy moderno y enorme, no sé qué me sorprendió más, si su modernidad o el tamaño.

Independientemente del credo de cada quien, no se puede negar que las apariciones pusieron a Fátima en el mapa, un lugar que hoy en día es visitado por millones de personas cada año, tanto feligreses como turistas en general. Aunque por suerte a nosotros nos tocó muy solo ese día.

Mi recomendación es empezar la visita viendo el documental sobre las apariciones para entender y apreciar un poco más todo lo que se va a ver. Nosotros solo visitamos la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, la Capilla de las Apariciones, donde hay una imagen bellísima de la virgen y la iglesia de la Santísima Trinidad (muy moderna terminada en el 2007).

Pero quien lleva tiempo, puede hacer un recorrido más amplio para ir a ver todos los puntos de las apariciones y las casas de los pastores. Yo me arrepiento de no haber pasado más tiempo ahí para hacer la visita completa. Pero como siempre digo para consolarme: ‘así tengo pretexto para volver’.

¿Cómo llegar a Fátima?
El santuario se encuentra a 126 kilómetros de Lisboa y a unos 194 km de Oporto. Lo mejor es ir en coche, pero si no dispones de uno, puedes tomar un tren que te deja en a unos 30 kilómetros del santuario y de ahí un autobús o taxi. También hay autobuses y tours que salen desde las ciudades.

A mi llegada al santuario me sorprendió que fuera tan grande y moderno. Foto © Silvia Lucero

 

Capilla de las Apariciones, que como se puede ver ahora es muy moderna. Foto © Silvia Lucero

 

Santuario de Fátima. Foto © Patrick Mreyen

Interior de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario. Foto © Silvia Lucero

La moderna iglesia de la Santísima Trinidad. Foto © Patrick Mreyen

Imagen de la Virgen de Fátima en la Capilla de las Apariciones. Foto © Silvia Lucero

A la mitad se levanta una torre dedicada al Sagrado Corazón de Jesús. Foto © Patrick Mreyen

haciendo nuestras peticiones. Foto © Silvia Lucero

Cruz Alta y la estatua dedicada al papa Juan Pablo II. Foto © Patrick Mreyen

Te puede interesar:
Una visita a la Virgen de Medjugorje
Así es la mezquita más grande del mundo

¿Te gustaría viajar a Portugal y que organice tu viaje? Escríbeme a silvia.lucero@tripdreaming.com

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Leave A Comment