Sudáfrica

Rinocerontes en Kruger National Park, Sudáfrica. Foto © Patrick Mreyen

País: Sudáfrica

Lo básico: Población: 49,004,031 (según The World Factbook). Moneda: rand. Idioma(s): afrikaans, inglés, sepedi, isiZulu, isixhosa, setswana, sesotho, xitsonga, siswati, tshivenda, isiNdebele, entre otros.

¿Qué visitar?: Cape Town, Robben Island, Cape of Good Hope, Kruger National Park, Johannesburg, Table Mountain National Park, Blyde River Canyon, Stellenbosch (la zona de viñedos).

Mi recorrido: Volamos a Johannesburg, debido al poco tiempo no pudimos visitar la ciudad, pero otros amigos viajeros nos recomendaron ir a Soweto (lo menciono como consejo para los viajeros interesados en visitar Sudáfrica). Al igual que en la mayoría de nuestros viajes, alquilamos un coche y condujimos hacia el espectacular Blyde River Canyon. Pasamos la noche en un pueblo muy pintoresco, no recuerdo el nombre, para continuar al día siguiente rumbo a Kruger National Park, ya que esa noche teníamos el primer safari. Conducir en el parque rumbo a los campamentos, es muy divertido ya que uno va viendo algunos animales. Lógicamente hay horarios y no está permitido bajarse del auto por ningún motivo, pero hay zonas de descanso. Hay que manejar con extremo cuidado ya que de repente se te puede cruzar una familia de elefantes, etc.

Los safaris son increíbles, pero es recomendable tomar varios y moverse a diferentes zonas, para poder ver más animales. Nosotros nos quedamos la primera noche en la zona donde podíamos ver más elefantes, tomamos el primero en la noche y al día siguiente otro a las 5 de la madrugada. Después condujimos dentro del parque nacional a otro hotel para tomar un safari nocturno en busca de leones. En un momento creímos que nos quedaríamos sin ver al rey de la selva, cuando de repente uno se atravesó en la carretera, se echó a la mitad y tuvimos que esperar hasta que él nos quisiera dejar pasar, estábamos en su hábitat y había que respetarle.

Después del safari nos fuimos a Cape Town, ahí subimos a Table Mountain (nombrada Maravilla Natural), conocimos un poco la ciudad, fuimos al famoso e impresionante Cabo de Buena Esperanza (Cape of Good Hope Nature Reserve) y a Boulders Beach a ver animales.

En Stellenbosch, la región de vinos, nos quedamos una noche para visitar varios viñedos. Nos sorprendió la variedad, buena calidad y sobre todo la buena organización de las bodegas, donde era muy fácil ir a las degustaciones.

¿Qué comer/beber?: Los vinos de Sudáfrica son excelentes, sobre todo el pinotage. Me encanta ver animales, pero también me encanta comerlos, nada como llegar al resort y cenar jabalí, avestruz o por qué no un pedazo de cocodrilo (al cabo sabe a pollo).

No te puedes perder…: Kruger National Park

Tips de viaje: Pasar mínimo dos días en los safaris, ya que no siempre se cuenta con la suerte de ver todos los animales, por ejemplo nosotros pudimos ver leones hasta la segunda noche.

También recomendaría tener cuidado porque las ciudades son peligrosas, por ejemplo en Cape Town el mismo hotel nos recomendó no alejarnos más de dos cuadras, ya que había alto riesgo de robos. Al igual que en los miradores, hay que poner atención porque asaltan.

VER FOTOS

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
2 Responses to “Sudáfrica”
Trackbacks
Check out what others are saying...


Leave A Comment