Brasil

Viaje al Amazonas, Brasil. Foto © Patrick Mreyen

País: Brasil

Lo básico: Población: 203,429,773 (según The World Factbook). Moneda: real. Idioma(s): portugués.

Mi recorrido: Duración doce días. El viaje comenzó en Río de Janeiro donde nos quedamos cuatro noches en Ipanema. Río es una ciudad preciosa, llena de energía, donde hay mucho que ver. Además de ir a sus playas más famosas, no hay que perderse Pao de Açúcar para hacer el famoso paseo en teleférico entre cerros, el Cristo Redentor del Corcovado, el tour autorizado a las favelas, el Maracana, la Catedral Metropolitana, sus barrios, teatros, iglesias, entre muchas otras atracciones turísticas.

De Río volamos a Salvador de Bahía, una ciudad súper colorida, con playas muy bonitas y que tiene su ciudad alta y baja, las cuales están comunicadas por el Elevador Lacerda (punto turístico también). Salvador me sorprendió bastante, por su belleza (sus iglesias, plazas, calles, etc.) y su comida, creo que fue donde mejor comimos en todo el viaje. En la Ciudad Baja además del Mercado Modelo, no hay que dejar de visitar el MAM (Museo de Arte Moderno),  en una construcción antigua espectacular, ideal para los amantes de la fotografía, cuenta con exposiciones muy interesantes. También cuenta con un bar muy romántico.

Después de dos días volamos a Manaus, para tomar el tour al Amazonas, no es una ciudad bonita,  al menos no me pareció, a excepción del Teatro Amazonas, pero hicimos un recorrido precioso en la amazonía brasileña. Ahí hay varios operadores turísticos para contratar este tipo de excursiones.

Tomamos varios barcos pequeños y lanchas para llegar a nuestro destino en la selva. En el trayecto vimos el maravilloso cruce del Río Amazonas y el Río Negro, es como un viaje al paraíso. Nos llevaron a una especie de campamento, con cabañas privadas (también había para compartir) con un restaurante donde preparaban las comidas súper frescas para todos y de ahí organizaban las expediciones. Ahí mismo en el río, mientras esperabas por tu excursión, se podían ver los delfines rosados saltando. De noche nos llevaron a ver caimanes. A la mañana siguiente nuestro día comenzó en una lancha, viendo el amanecer. Más tarde hicimos un recorrido por la selva, con un guía locaal que nos explicó sobre la naturaleza del lugar, entre otras cosas (ver fotos). Al atardecer nos llevaron a una de las actividades principales en la zona, pescar pirañas. Fue difícil irnos de ese lugar tan hermoso y tan tranquilo. Eso si, pasamos mucho calor.

Después de tanta calma llegó la tormenta, con Sao Paulo, debo decir que esta ciudad la he visitado en dos ocasiones (1997 y 2009) y nunca me ha terminado de gustar, pero bueno, cuestión de gustos, sé que a otros les ha encantado. Muy cumplidos hicimos nuestro recorrido por los principales puntos turísticos, la ciudad muy caótica (y no es que no me gusten las ciudades caóticas, me encanta la Ciudad de México, Nueva York, Marrakech), sucia y peligrosa. Tiene una zona muy bonita llamada Jardins llena de restaurantes, tiendas y bares.

De Sao Paulo volamos a Florianópolis, que tiene unas playas bellísimas y la ciudad en sí es muy bonita también. Como nuestro vuelo de regreso salía por la tarde desde Porto Alegre, decidimos llegar temprano a Porto Alegre para visitar un poco. Nos dio tiempo de hacer una caminata por sus calles y puntos turísticos principales y despedirnos de Brasil en una deliciosa churrasquería.

¿Qué comer/beber?: Brasil es uno de los países donde mejor he comido, obviamente no hay que dejar de comer sus carnes, acudir a los restaurantes estilo rodizio. En mi opinión -según lo que visité- Salvador de Bahía tiene la mejor cocina, no hay que dejar de probar la deliciosa moqueca, hecha a base de pescado. Beber caipirinhas, de todos sabores, para todos los gustos.

No te puedes perder…: Pasar varias noches en el Amazonas. Tomar el tour a las favelas en Río de Janeiro. Ahí mismo en Río, no dejes de ir a cenar y bailar a Rio Scenarium, un lugar lleno de vida, con música en vivo, y las mejores caipirinhas, siempre está lleno, así que no te olvides de hacer reservación. Otro restaurante muy original es Marius Crustaceos en Copacabana, aparte de que vale la pena verlo por su decoración, puedes degustar una gran cantidad de pescados y mariscos, simplemente delicioso. En Salvador de Bahía comer en el restaurante del SENAC, la escuela de gastronomía, para degustar la comida tradicional brasileña (fue donde mejor comí durante mi viaje).

Tips de viaje: Tomar muchas precauciones sobre todo en Sao Paulo y Río de Janeiro. Tramitar con tiempo la visa (si requiere) y vacunas.

VER FOTOS

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
2 Responses to “Brasil”
Trackbacks
Check out what others are saying...


Leave A Comment