China

Buda Gigante en Monasterio Po Lin, Hong Kong,China. Foto © Silvia Lucero

País: China

Lo básico: Población: 1,343,239,923 (según The World Factbook). Moneda: yuan renminbi, Idioma(s): chino estándar, mandarín, cantonés, wu, min, jin, hakka, gan, hui.

Mi recorrido: En septiembre de 2002 una amiga y yo teníamos solo dos semanas de vacaciones y queríamos viajar a algún lugar lejano y exótico. Decidimos ir a Asia y combinar dos países -China y Tailandia-, para aprovechar el vuelo que era bastante largo, unas 17 horas desde Miami.

Volamos de Miami a Hong Kong donde nos quedamos tres días en el área de Kowloon, sin embargo perdimos uno debido a la amenaza de un tifón. Cuando nos permitieron salir del hotel, caminamos dos días enteros en Kowloon y la isla de Hong Kong. Visitamos el Mercado de Jade, templos famosos como el Man Mo, el Tin Hau, entre muchos otros, el Parque Kowloon, etc.

Uno de los días lo dedicamos para viajar a las afueras de la ciudad, a Ngong Ping Plateau en la isla de Lantau para visitar el impresionante Monasterio Po Lin y ver el Buda gigante. El paisaje también era espectacular.

En nuestra última noche en Hong Kong fuimos a la ópera y a cenar al restaurante del hotel Peninsula, algo caro, pero valió la pena por la comida y la vista de la bahía de Hong Kong.

De Hong Kong nos fuimos a Xi’an para ver los Guerreros de Terracota. En Xi’an y Beijing cometimos el error de contratar guías turísticos, creo que hubiera sido mejor si hubieramos tenido la libertad de visitar por nuestra cuenta los puntos turísticos, ya que casi siempre estos tours te llevan a tiendas y lugares de poco interés y te cortan el tiempo en los sitios que realmente importan. Nos llevaron a la muralla de la ciudad, a la Big Wild Goose Pagoda, a las Termas de Hua Qing y por su puesto a ver a los Guerreros de Terracota, una exposición impresionante de miles de figuras encontradas en 1974, que fueron mandadas a hacer, hace más de dos mil años, por el primer emperador chino Qin Shihuangdi para que lo protegieran en su viaje después de la muerte. Lo extraordinario es que cada guerrero es diferente.

De Xi’an volamos a Beijing (hago un paréntesis para hablar un poco del nombre de la ciudad, en 1928 se cambió a Pekín, pero después, en 1949 retomó el nombre de Beijing, aunque en muchos países europeos le siguen llamando Pekín). En Beijing sólo teníamos dos días, aunque el tour nos llevó a la Gran Muralla China, la Plaza Tian’anmen, la Ciudad Prohibida, el Templo del Cielo, el Palacio de Verano, Parque Beihai, no nos llevó al Mausoleo de Mao Zedong o al Museo de Historia China, simplemente porque decidieron llevarnos a tiendas de souvenirs y después de la Muralla a un hospital para que nos hablaran sobre la medicina alternativa. En las tardes y noches intentamos recuperar ese tiempo perdido y visitar templos y los mercados locales, donde la gente compra patos, brochetas de no se cuantos insectos y gusanos.

¿Qué comer/beber?: Pato pekinés en Quanjude Roast Duck Restaurant.

No te puedes perder… La Gran Muralla China, los Guerreros de Terracota y el Monasterio de Po Lin.

Tips de viaje: Tramitar la visa con tiempo. Intentar no viajar en temporada de tifones. Intentar viajar por cuenta propia y no con operadores turísticos.

VER FOTOS

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Leave A Comment