Nueva Zelanda

Rotorua, Nueva Zelanda. Foto © Patrick Mreyen

Rotorua, Nueva Zelanda. Foto © Patrick Mreyen


País: 
Nueva Zelanda

Lo básico: Población: 4,327,944 (según The World Factbook). Moneda: dólar neozelandés. Idioma(s): inglés.

Mi recorrido: Nuestro viaje por Nueva Zelanda duró una semana, volamos de Los Angeles a Auckland y ahí rentamos un auto para recorrer el país por nuestra cuenta, fue la mejor opción ya que los paisajes son espectaculares.

Primero llegamos a Rotorua donde nos quedamos dos días para ver los famosos géiseres. También aprovechamos para ir a las aguas termales del Polynesian Spa y ver un espectáculo de danza maorí (haka).

Después nos dirigimos a Wellington donde pasamos la noche antes de cruzar en ferry a la Isla Sur, haciendo una parada en el Lago Taupo que es precioso.

El viaje de Wellington a Picton fue bastante pintoresco, con sus montañas y paisajes. De Picton manejamos a Blenheim en Marlborough, la región del vino. Ahí alquilamos bicicletas para recorrer los viñedos y hacer las degustaciones, visitamos muchas bodegas y almorzamos en ‘Highfield Estate Winery‘ (súper recomendable) por la comida, las vistas, los vinos. Pasamos la noche en una casa rural bastante moderna en medio de los viñedos.

Al día siguiente fuimos a Abel Tasman National Park, hicimos una caminata hermosa junto al mar, fue la primera vez que vi la marea baja (low tide). El único problema con este lugar, fue que estaba muy aislado, lo poco que había cerraba después del mediodía y no íbamos preparados para eso, en la noche tuvimos que manejar algunos kilómetros hasta encontrar un restaurante abierto, eso si, era riquísimo con pescado fresco. Al día siguiente fuimos a hacer kayak en el mar de Tasmania, una de las mejores experiencias del viaje.

Después condujimos por la costa oeste rumbo a Punakaiki para admirar las grandiosas Pancake Rocks y los llamados Blowholes. De ahí continuamos nuestro camino de regreso al este, con dirección a Christchurch, a través del Arthur´s Pass o el Paso de Arthur , es un cruce impresi0nante en medio de los alpes neozelandeses.

En Christchurch nos hospedamos en un boutique hotel bastante céntrico y muy bonito, ‘Hotel Off the Square’, el cual cerró después debido al terremoto de 2011 y reabrirá en 2013. Comimos la especialidad, los mejillones verdes en un restaurante que también resultó -como casi toda la ciudad- afectado por el terremoto. Esta ciudad nos encantó, tuvimos la suerte de alcanzar a verla antes de la catástrofe.

Continuamos nuestro viaje hacia el sur para ver el Lago Pukaki y la montaña Cook, donde se puede ver el glaciar Tasman y de ahí seguimos rumbo a Queenstown. Creo que lo que más nos impresionó de los paisajes neozelandeses fue la cantidad enorme de ovejas que veíamos en las monañas, en ocasiones veíamos montes llenos de puntos blancos y al acercarnos nos dabamos cuenta que eran ovejas (hay alrededor de 20 ovejas por habitante en Nueva Zelanda).

En Queenstown dormimos en el ‘Grand Mercure Hotel St. Moritz’, que tiene unas vistas bellísimas. La ciudad es muy bonita con las montañas y el lago, además está llena de vida con sus cafés, restaurantes, bares y tiendas.

Al día siguiente viajamos a Milford Sound, los fiordos de Nueva Zelanda. En los fiordos tomamos un bote y el paseo fue espectacular desde el inicio, ya que teníamos a varios delfines siguiendo el barco, navegamos junto a los picos de esas montañas preciosas y cascadas, el tour nos llevó hasta el mar de Tasmania. La experiencia fue increíble.

De regreso a Queenstown paramos en un pueblo llamado Arrowtown, para cenar en un lugar muy lindo, muy romántico que nos había recomendado un amigo neozelandés ‘The Blue Door’. Para concluir el viaje, volamos de Queenstown a Auckland, ya que de ahí volaríamos después a Australia.

Auckland es una ciudad bastante cool, muy moderna, la bahía tiene bastantes opciones de bares y restaurantes. Entramos a un bar de hielo llamado ‘Minus 5 Ice Bar’, sólo te permiten entrar por 30 minutos, tienes que ponerte ropa de invierno que ellos mismos te proporcionan en la entrada, incluyendo guantes y botas. Vale la pena visitar este bar tan original.

¿Qué comer/beber?: El cordero es delicioso, los mejillones verdes, sus vinos, sobre todo blancos y rosados.

No te puedes perder… Las actividades al aire libre y de deportes extremos que ofrece este país. Los fiordos de Milford Sound.

Tips de viajeros: Tener cuidado al conducir, ya que se maneja del lado izquierdo.

VER FOTOS

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
3 Responses to “Nueva Zelanda”
Trackbacks
Check out what others are saying...


Leave A Comment