Los molinos de viento de Consuegra

En la provincia de Toledo en la comunidad autónoma de Castilla – La Mancha, hay un pequeño pueblo con mucha historia -y con el curioso nombre de Consuegra-, donde se encuentran once molinos espectaculares que forman parte de la Ruta de Don Quijote.

En la cima del cerro Calderico se alzan esos once gigantes, unos molinos de viento impresionantes, algunos de ellos todavía conservan su maquinaria. Cada molino tiene nombre propio, como Rucio, Espartero, Mochilas, pero el más famoso es Sancho, que conserva en buenas condiciones la maquinaria del siglo XVI que se usaba para moler el trigo y todavía se utiliza durante la Fiesta de la Rosa del Azafrán.

El Castillo de Consuegra es la cereza del pastel en la cumbre del cerro de este pueblo manchego. Si viajan en carretera por España, no duden en visitar este lugar, sobre todo si buscan esa fotografía perfecta de España.

Molinos de viento en Consuegra, con el castillo al fondo. Foto © Patrick Mreyen

Molinos de viento en Consuegra, con el castillo al fondo. Foto © Patrick Mreyen

El paisaje desde la cima del cerro. Foto © Silvia Lucero

El paisaje desde la cima del cerro. Foto © Silvia Lucero

Foto © Silvia Lucero

Algunos de los molinos aún conservan la maquinaria del siglo XVI. Foto © Silvia Lucero

Sintiéndome Dulcinea, frente a estos gigantes impresionantes. Foto © Silvia Lucero

Sintiéndome Dulcinea, frente a estos gigantes impresionantes. Foto © Silvia Lucero

Foto © Patrick Mreyen

Foto © Patrick Mreyen

Foto © Patrick Mreyen

Foto © Patrick Mreyen

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
One Response to “Los molinos de viento de Consuegra”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] ejemplo eso me pasó con los Molinos de Viento de Consuegra, que visité rápidamente en un viaje de Madrid a Málaga. También fue espectacular haber podido […]