48 horas en Nueva York

Nueva York es una de las ciudades más dinámicas del mundo, aunque 48 horas es muy poco tiempo para recorrerla y descubrir todos aquellos lugares únicos que la hacen famosa, intentaré darte la guía más práctica si tienes poco tiempo, para que aproveches tu viaje al máximo.

Caminar en la ciudad es lo mejor que puedes hacer, pero como sólo se cuenta con 48 horas, lo más recomendable es tomar el metro o taxi (aunque odio tomar taxis en Manhattan, ya que la mayoría de las veces es una experiencia desesperante). Si se desea caminar, un punto importante es saber que las calles que llevan número son cortas, esas van de norte a sur. Las que llevan nombre son cuadras muy largas, esas cruzan de oeste a este, es decir del Río Hudson al East River.

Comencemos nuestro itinerario, pero te advierto, no pararás día y noche, así que prepárate para disfrutar intensamente de ‘la ciudad que nunca duerme’.

Día 1
Times Square

Empecemos el recorrido en uno de los lugares más famosos del mundo: Times Square. El punto ideal para sentir el ritmo y la adrenalina que corre en esta ciudad. Como todo un local en apuros, desayunemos temprano un bagel con cream cheese y un café, en uno de los tantos puestos de comida que se encuentran por toda la ciudad. 

Times Square. Foto © Patrick Mreyen

Times Square. Foto © Patrick Mreyen


Central Park

De Times Square se puede caminar al parque, aunque son unas 15 cuadras o tomar un taxi o metro. Recorramos el parque, veamos la fuente Bethesda, que sale en muchas películas, sus lagos y el castillo.

Central Park. Foto © Patrick Mreyen

Central Park. Foto © Patrick Mreyen


5ta. Avenida

Crucemos el Central Park en dirección este, rumbo a la 5ta. Avenida, donde empezaremos a bajar al sur de la isla. La avenida es mundialmente famosa por sus tiendas y ahí mismo nos encontraremos parte de las atracciones turísticas.

Tienda de Apple en la 5ta. Avenida. Foto © Patrick Mreyen

Tienda de Apple en la 5ta. Avenida. Foto © Patrick Mreyen


Catedral de St. Patrick´s

Construida en el siglo XIX, con fondos de inmigrantes pobres y la aportación de mil dólares de 103 personalidades importantes, hoy en día esta catedral de estilo gótico es visitada por más de 5 millones de turistas al año.

Catedral de St. Patrick's. Foto © Vanessa Lucero

Catedral de St. Patrick’s. Foto © Vanessa Lucero


Rockefeller Center

Casi frente a la catedral, está Rockefeller Center, ahí está el observatorio Top of the Rock, que muchos consideran tiene mejor vista que el Empire State, por su proximidad al Central Park.
Sentémonos a comer y disfrutar de la plaza en el restaurante Rock Center Café.

Rockefeller Center. Foto © Vanessa Lucero

Rockefeller Center. Foto © Vanessa Lucero


Biblioteca Pública, Bryant Park y Grand Central Station

Antes de entrar a la estación, visitaremos rápidamente la Biblioteca Pública de Nueva York, vale la pena por su belleza e importancia. Atrás de la biblioteca se encuentra Bryant Park.

Después entraremos a Grand Central Station, que tiene un siglo de antigüedad y es de las más grandes del mundo. Tiene decenas de tiendas y restaurantes, el más famoso es el Oyster Bar. Ahí en la famosa estación, donde pasan más de setecientas mil personas por día, tomaremos la línea 6 rumbo a Brooklyn Bridge City Hall y nos bajaremos en la estación de la Calle 33.

Grand Central Station. Foto © Patrick Mreyen

Grand Central Station. Foto © Patrick Mreyen


Empire State

Hemos llegado al Empire State, el edificio más famoso de Nueva York, que de noche se viste de luces de colores según la ocasión. De estilo Art Decó, es visitado por un promedio de dos millones y medio de personas al año. Te recomiendo obtener el ‘New York CityPass’, ya que además de incluirte varias atracciones, te evitará hacer largas filas.

Edificio Empire State. Foto © Patrick Mreyen

Edificio Empire State. Foto © Patrick Mreyen


Edificio Flatiron y Union Square

Si bajamos por la 5ta. Avenida rumbo al sur, llegaremos en unos 10 minutos a la Calle 23 para ver el famoso Flatiron Building.

Después de tomar algunas fotos, bajemos unas cuadras rumbo a Union Square, tanto la zona como la plaza, están rodeadas de tiendas y restaurantes (hay dos que les recomiendo, uno de noodles que se llama Republic y otro muy famoso, donde han grabado muchas escenas de series de TV que se llama Coffee Shop).

Si disponemos de tiempo, sugeriría ir al West Village, ya que es una de las zonas más bonitas de la ciudad. Se puede cenar en algún restaurante del “Village”, como es llamado por los locales. Además está cerca de lugares muy concurridos para salir de noche como el Meatpacking District.

Edificio Flatiron. Foto © Silvia Lucero

Edificio Flatiron. Foto © Silvia Lucero


De noche: Meatpacking District

Vámonos de copas al Meatpacking District, una de las zonas más populares para salir en Manhattan. Aquí veremos el famoso Highline, el pasaje que se hizo hace pocos años, sobre unas antiguas vías de tren.

Meatpacking está lleno de tiendas, restaurantes, bares y clubes nocturnos. Aunque en una ciudad como Nueva York, siempre hay lugares nuevos, los clásicos no pasan de moda, así que empecemos la noche tomando una copa en Pastis, un lugar muy famoso que seguramente habrán visto en Sex and the City, en la película de Woody Allen Melinda & Melinda, entre otras.

Para cenar hay muchas opciones como STK, Fig & Olive, Spice Market, The Biergarten at The Standard, etcétera. Todo depende de lo que desees probar y sobre todo de tu presupuesto.


Día 2

Brunch
Como seguramente la noche anterior fue larga, empecemos como lo hace la gente local, con un buen brunch, aunque constantemente abren nuevos restaurantes y seguramente habrá muchísimas nuevas opciones, mi favorito siempre ha sido Schiller’s Liquor Bar.

Brunch en Schiller's Liquor Bar. Foto © Patrick Mreyen

Brunch en Schiller’s Liquor Bar. Foto © Patrick Mreyen


Estatua de la Libertad

Tomemos un taxi a South Ferry para de ahí tomar un transbordador que pase frente a la Estatua de la Libertad, es lo más recomendable si se dispone de poco tiempo. Todo depende del tiempo que quieras invertir en la estatua, también se puede tomar un tour, que te baje en la isla y pasar varias horas ahí.

Otra opción que ahorrará todavía más tiempo, es verla de lejos desde Battery Park.

Estatua de la Libertad. Foto © Patrick Mreyen

Estatua de la Libertad. Foto © Patrick Mreyen


Distrito Financiero, Zona Cero y Puente de Brooklyn

Regresando del ferry, nos bajaremos en el sur de Manhattan, para conocer Wall Street y visitar el 911 Memorial.

Al terminar, caminaremos rumbo al Puente de Brooklyn, pasando frente al City Hall.

Puente de Brooklyn. Foto © Patrick Mreyen

Puente de Brooklyn. Foto © Patrick Mreyen


Chinatown

Una visita a Nueva York sin visitar el barrio chino, no es visita completa. Aquí nos sumergiremos en otro mundo, hay tiendas donde ni siquiera hablan inglés, muy interesante. Si deseas comer en un buen restaurante chino, donde creo que he comido igual que en China, te recomiendo el Nice Green Bo.

Chinatown. Foto © Patrick Mreyen

Chinatown. Foto © Patrick Mreyen


Soho

Después de dos días súper intensos, terminaremos de compras en Soho y tomando una copa en algún bar de moda de esta zona.

Restaurant bar Félix en Soho. Foto © Patrick Mreyen

Restaurant bar Félix en Soho. Foto © Patrick Mreyen


De noche: Lower East Side

Para cenar e ir de copas, esta noche saldremos en el Lower East Side una zona muy cool llena de bares, con un ambiente muy neoyorquino.

**Importante
Si deseas ir a un musical, hay taquillas especiales donde encuentras hasta 50% de descuento. Las taquillas están en Times Square, South Street Seaport y Downtown Brooklyn.

Como hay una gran oferta cultural, no incluí ningún museo en esta guía de 48 horas, ya que tomaría mucho tiempo, pero si dispones de más días o ya has estado en Nueva York no dejes de visitar los clásicos: el MoMA, el MET, el Museo Americano de Historia Natural y el Guggenheim.

Más artículos sobre Nueva York

Cómo disfrutar u viaje a Nueva York con poco dinero

El chef Dani García comparte su experiencia en Nueva York

Nueva York en fotos

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
One Response to “48 horas en Nueva York”
Trackbacks
Check out what others are saying...