Aventura en la Amazonía brasileña

Una de las experiencias de viajes más placenteras que un viajero puede tener, es el disfrutar alguna maravilla natural, como es la Amazonía. Estamos hablando del bosque tropical más extenso del mundo, repartido en ocho países, uno de ellos, el que posee más territorio es Brasil y fue ahí donde emprendimos nuestra aventura en el Amazonas.

Para llegar hay que volar a Manaos y ahí te recomiendo contratar algún operador turístico que te lleve al interior de la Amazonía brasileña. El trayecto dura varias horas, ya que es necesario tomar varias lanchas. La primera impresión te la llevas con el encuentro del río Negro y el río Solimões (Amazonas), es impresionante verlos fluir juntos, sin mezclarse, ya que tienen diferentes temperaturas y velocidades.

Nos hospedamos en un campamento llamado Juma Lake Inn, donde tuvimos una excelente estancia, es muy sencillo, pero estás en el medio de la naturaleza, con una vista maravillosa, comiendo los alimentos más frescos que pescan y preparan ahí mismo. Además organizan actividades muy divertidas. A pesar del calor y de la sencillez del lugar, es cómodo, ya que se pueden rentar habitaciones privadas y con baño propio, como lo hicimos nosotros.

Aunque nosotros duramos solamente dos días, la experiencia fue inolvidable. Fue ahí donde vimos los delfines rosados, que ni siquiera sabíamos que existían. La primera tarde nos llevaron a pescar pirañas, aunque muy pequeñas y en realidad las regresábamos al río casi de inmediato. Esa misma noche nos llevaron en lancha a ver caimanes, en un punto nuestro guía se bajó y agarró uno pequeño (como si fuera lo más fácil del mundo), sólo para mostrarnos como son y el movimiento de sus ojos, después lo regresó al agua.

El segundo día comenzó muy temprano, para ver el amanecer de nuevo en una lancha en el medio del río, fue hermoso, apreciarlo en una tranquilidad absoluta, únicamente con el ruido de la naturaleza. Un poco más tarde nos llevaron a caminar por la Amazonía. Ahí el guía nos explicó la convivencia que ellos tienen con la naturaleza, de qué manera utilizan la savia de los árboles para aliviar dolores, pero creo que lo más impresionante fue cuando nos mostró lo que usan como repelente contra los mosquitos, ya que obviamente abundan. En un hormiguero enorme colocó su brazo, dejó que se llenara de hormigas y después se las talló rápidamente, sin que una sola le picara, esa especie de ‘crema’ que se formó con todas las hormigas muertas en el brazo, es usada como repelente. También nos dio a probar gusanos del fruto de un árbol, supuestamente muy nutritivos, con gusto medio dulzón.

Creo que es mejor mostrarles en fotos nuestra experiencia en el Amazonas. Si viajan a Manaos, es una excursión casi obligatoria.

Cruce del río Negro y el Amazonas. Foto © Patrick Mreyen

Encuentro entre el río Negro y el Amazonas. Foto © Patrick Mreyen

Campamento en el Amazonas. Foto © Patrick Mreyen

Nos hospedamos en el Juma Lake Inn en el Amazonas. Foto © Patrick Mreyen

Habitaciones de nuestro hotel-campamento. Foto © Patrick Mreyen

Habitaciones de nuestro hotel-campamento Juma Lake Inn. Foto © Patrick Mreyen

Esperando ver los delfines rosados. Foto © Patrick Mreyen

Esperando ver los delfines rosados. Foto © Patrick Mreyen

Pescando piranhas. Foto © Patrick Mreyen

Pescando piranhas. Foto © Patrick Mreyen

Viendo el atardecer en lancha. Foto © Silvia Lucero

Viendo el atardecer en lancha. Foto © Silvia Lucero

Noche en búsqueda de caimanes. Foto © Patrick Mreyen

Noche en búsqueda de caimanes. Foto © Patrick Mreyen

Amanecer en el Amazonas. Foto © Patrick Mreyen

Amanecer en el Amazonas. Foto © Patrick Mreyen

Los amaneceres más hermosos. Foto © Silvia Lucero

Los amaneceres más hermosos. Foto © Silvia Lucero

Caminata en el Amazonas. Foto © Patrick Mreyen

Caminata en el Amazonas. Foto © Patrick Mreyen

Nuestro guía mostrándonos los árboles medicinales. Foto © Silvia Lucero

Nuestro guía mostrándonos los árboles medicinales. Foto © Silvia Lucero

Demostrando cómo usan las hormigas como repelente natural. Foto © Silvia Lucero

Demostrando cómo usan las hormigas como repelente natural. Foto © Silvia Lucero

Nuestra comida recién pescada. Foto © Patrick Mreyen

Nuestra comida recién pescada. Foto © Patrick Mreyen

Por la tarde un paseo inolvidable en lancha para admirar la naturaleza del Amazonas. Foto © Patrick Mreyen

Por la tarde un paseo inolvidable en lancha para admirar la naturaleza del Amazonas. Foto © Patrick Mreyen

Foto © Patrick Mreyen

Foto © Patrick Mreyen

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
One Response to “Aventura en la Amazonía brasileña”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Pero todo destino tiene algo que ofrecer y siempre hay que ver el lado positivo si se trata de conocer un nuevo lugar. Aunque la ciudad no es muy bonita, al menos a mí no me pareció, es la entrada a uno de los lugares más maravillosos de Brasil: la Amazonía. […]