Asilah: la pequeña ciudad que despierta en verano

Hay lugares que permanecen tranquilos todo el año y a la llegada del verano se transforman, como Asilah (Arcila, Assilah) que según la guía Lonely Planet pasa de tener solamente 12,000 habitantes a más de 110,000 durante el verano. En nuestro recorrido por Marruecos paramos en este hermoso lugar para ver por qué es uno de los destinos favoritos de europeos y marroquíes.

¿Qué la hace tan atractiva al viajero?

Introducción sutil a Marruecos
Éste es uno de los lugares que te permiten irte adentrando sutilmente a Marruecos. Una ciudad con muchas influencias, ya que estuvo bajo el control de fenicios, griegos, cartagineses, romanos, portugueses, españoles y árabes. Y se nota en sus construcciones, sus murallas fueron construidas por los portugueses; pero también cuando caminas por sus calles, a veces sientes un déjà vu, como si estuvieras recorriendo algún pueblo blanco de Andalucía.

Una ciudad pequeña, encantadora con sus construcciones blancas, combinadas con tonos azules vibrantes. Tiene una medina que es una obra de arte y un zoco pequeñito y aunque a mí me fascinó el caos de otras ciudades como Marrakech o Fez, tal vez este tipo de lugares te permiten irte introduciendo poco a poco a esa energía que caracteriza a Marruecos.

La Medina amurallada de Asilah es preciosa con sus casas blancas con azul. Foto © Patrick Mreyen

Calle dentro de la medina amurallada de Asilah. Foto © Patrick Mreyen

Cementerio Sidi Mansour. Foto © Patrick Mreyen

Cementerio Sidi Mansour. Foto © Patrick Mreyen

Una de las puertas de entrada a la medina. Sus muros fueron construidos en el siglo XVI por los portugueses. Foto © Patrick Mreyen

Una de las puertas de entrada a la medina. Foto © Patrick Mreyen

Foto © Patrick Mreyen

Foto © Patrick Mreyen


Escapada playera
Está situada en la Costa Atlántica en el norte de Marruecos, a unos 46 kilómetros de Tánger. Tiene playas perfectas con arena fina dorada, ideal para disfrutar un día –o más- de sol y mar. Sus playas son también muy populares para los amantes del surf. La Playa Paraíso es de las más famosas y está muy cerca de la ciudad.

Un día de playa tiene que ir acompañado de una buena comida y aquí vas a comer deliciosos pescados y comida de mar en general. Recuerda que en Marruecos se come muy bien.

Es un destino muy popular por los europeos por sus playas de arena dorada. Foto © Patrick Mreyen

Es un destino muy popular por los europeos por sus playas de arena dorada. Foto © Patrick Mreyen

La ciudad se alza preciosa al lado del mar. Nosotros fuimos en invierno, había una tranquilidad absoluta. Foto © Priscilla Moreno

La ciudad se alza preciosa al lado del mar. Nosotros fuimos en invierno, había una tranquilidad absoluta. Foto © Priscilla Moreno


Calles con ‘lienzos’ de arte 

Es una ciudad cultural, su festival más famoso es el Moussem Culturel d’Asilah, al que cada verano acuden artistas e intelectuales de todo el mundo. Puedes sentir esa influencia cultural en sus calles, cuando caminas y ves los hermosos murales pintados por artistas internacionales, como si fueran lienzos. Tienes que ver cómo resaltan esos murales entre las casas blancas y el cielo azul.

Lo que más me gustó de Asilah, fue ver el arte en sus murales, le daba un aire diferente a la ciudad. Foto © Silvia Lucero

Lo que más me gustó de Asilah, fue ver el arte en sus murales, le daba un aire diferente a la ciudad. Foto © Silvia Lucero

Este mural fue mi favorito. Foto © Silvia Lucero

Este mural fue mi favorito. Foto © Silvia Lucero

Las casas y los pasillos que te llevaban a ellas eran hermosos, podías pasar horas tomando fotos. Foto © Silvia Lucero

Las casas y los pasillos que te llevaban a ellas eran hermosos, podías pasar horas tomando fotos. Foto © Silvia Lucero

Ir de compras
Viajar a Marruecos y no comprar artesanías en sus zocos es un pecado. Nada como recorrer sus zocos, regatear (yo era malísima, pero a ellos les encanta) y comprar algún tajín, juego de té, tapetes o artículos de piel (por cierto fíjate que esté bien tratada la piel porque tiene un olor muy fuerte, a veces imposible de sacar). Así que para muchos, sobre todo para los que viven en Andalucía, es un destino popular para ir de compras.

Venta en el zoco. Foto © Silvia Lucero

Venta en el zoco. Foto © Silvia Lucero


En realidad no hay que buscar excusas para viajar, sea a cualquier lugar del mundo o a esta joyita llamada Asilah, el fin es disfrutar y descubrir todos esos rincones maravillosos.

Otros artículos de interés:
Chefchaouen: la ‘Ciudad Azul’ de Marruecos
48 horas en Marrakech

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.
Comments
One Response to “Asilah: la pequeña ciudad que despierta en verano”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] También te puede interesar: 48 horas en Marrakech Chefchaouen: la ‘Ciudad Azul’ de Marruecos Asilah: la pequeña ciudad que despierta en verano […]