7 pasos para planear tus próximas vacaciones

Ya lo has decidido, el próximo verano sí te vas de vacaciones, hay tantos lugares con los que has soñado visitar… Pero planear y organizar todo un viaje toma mucho tiempo y es mucho trabajo. Empiezan a llegar las preguntas, qué lugares elijo, por dónde empiezo, cuánto dinero necesito, voy por mi cuenta o a través de una agencia.

En fin, son muchas preguntas, de hecho son las preguntas que me envían frecuentemente tanto al blog como a la agencia. Por eso mejor decidí hacer esta guía de consejos, intentando responder a sus preguntas. Espero que sea de utilidad.

Estos son mis consejos:

1. Elegir el destino

Puede sonar muy obvio, pero es lo más confuso cuando eliges vacaciones que incluyen varios países como es el caso de Europa. Son tantos los lugares espectaculares que has visto y tan corto el tiempo, que para muchos resulta estresante a la hora de seleccionar.

Empieza por lo básico, haciéndote estas dos preguntas: ¿Cuántos días de vacaciones tienes? ¿Qué tipo de vacaciones quieres tener?

No te imaginas las veces que he escuchado “tengo dos semanas para ir a Europa y quiero ver Inglaterra, Irlanda, España, Francia, Bélgica, Alemania, República Checa, Italia y si se puede Grecia”. En mi opinión (y experiencia), ese tipo de viajes es descabellado, es demasiado para tan pocos días. Son los típicos recorridos en los que ves un poco de todo y en un año ya no recuerdas nada de lo que viste. Así vi la primera vez Europa.

Te aconsejo que pienses honestamente en qué tipo de vacaciones quieres tener. Si quieres ver mil cosas en poco tiempo, sin importar tener ese tipo de experiencias que te hacen “vivir” el lugar. O si prefieres ir a menos países, pero disfrutarlos más, descubrir rutas menos turísticas, tener tiempo de adentrarte a la cultura del lugar.

También puede que lo único que quieras es desconectarte del mundo y tumbarte en una playa paradisíaca durante todas tus vacaciones. Por eso te digo, es importante el tiempo que tienes y la experiencia que quieres tener.

Lo mismo aplica si tu viaje es a un solo país. Por ejemplo planear ir a Estados Unidos que es un país enorme, requiere seleccionar bien las ciudades y hacerlo según la experiencia que desees vivir, por ejemplo si estás pensando hacer un viaje en carretera. Lo mismo aplica cuando vas a un país como México que es súper diverso.

París es uno de los destinos favoritos de los viajeros. Foto © Silvia Lucero


2. Define tu presupuesto

Es importante que investigues sobre el lugar que quieres visitar. Si es barato, caro, si entra dentro de tus posibilidades y si es asequible a la hora de viajar. Si quieres hacer un viaje de muy bajo presupuesto, pues resultaría complicado que eligieras ir a Dubai o a recorrer los países escandinavos. No solo hay que tomar en cuenta los precios de hoteles, también el costo de restaurantes, transporte local, etc.

Tienes que ser realista con el tema del dinero, con cuánto cuentas ahora y cuánto necesitas ahorrar. Por eso es importante organizarte con tiempo, evitar viajes de último minuto e investigar sobre el lugar que vas a visitar.

Oslo me pareció una ciudad carísima. Los países del norte de Europa en general me han parecido costosos. Foto © Patrick Mreyen


3. Elegir la mejor temporada para viajar

Hay que leer sobre el destino vacacional para ver si es afectado en temporada de huracanes, cuándo es la época de lluvias o si son lugares que abren durante el invierno.

Si puedes elegir tus vacaciones cualquier época del año, entonces te recomendaría ver cuándo es la temporada baja y viajar durante ese período. Por ejemplo para mí los mejores meses para viajar, así a grandes rasgos, son mayo y septiembre. Pero por ejemplo diciembre es mi mes preferido para Nueva York.

Hay que tener en cuenta la temporada de huracanes para muchos destinos. En la foto Cancún. Foto © Patrick Mreyen


4. ¿Con cuánto tiempo de antelación hay empezar la organización?

Yo diría que para viaje internacional de 1 año a 7 meses. Seis meses como muy tarde. Más que nada para evitar que pagues más por los vuelos, sobre todo en los viajes a Europa.

Más de un año a veces es demasiado, sobre todo para ciertos lugares que publican sus tarifas en el año en curso. Algunas veces los mismos buscadores de vuelos y hoteles no te dan los precios cuando hay demasiado tiempo de antelación.

Las islas griegas son algo complicadas para planear, algunos lugares cierran durante el invierno, las tarifas de los barcos a veces es difícil encontrarlas si se buscan con mucha antelación. Foto © Silvia Lucero


5. Investigar requisitos de viaje

Esto es muy importante para que no te lleves sorpresas desagradables. Primero tienes que ver si tu pasaporte está vigente y cuánto tiempo falta para su expiración, ya que hay países que piden un mínimo de seis meses de vigencia. Tienes que ver también que tengas al menos dos páginas libres para los sellos (eso nunca lo pensé hasta que entré a Sudáfrica).

Hay que ver si necesitas visa para ingresar y verlo en las páginas oficiales de los consulados, porque a veces los bloggers publicamos algún artículo –en el pasado- y si hay un cambio en la política de ingreso del país, te vas a quedar con la información obsoleta. Siempre hay que verificar en la página oficial del consulado o con tu agencia de viajes, que deberá informarte.

También hay que ver si hay requisito de vacunas o si aconsejan tomar algún medicamento antes de viajar.

Bolivia y Brasil han sido los países que se me han hecho más complicados con el tema de la visa. Foto © Patrick Mreyen


6. Cuánto dinero necesito llevar 

Una pregunta muy común, pero muy difícil porque todo es relativo. No todos los viajeros tenemos los mismos gustos. No todos comemos lo mismo, para algunos será suficiente desayunar un café y un pan, mientras que otros necesitamos salir bien desayunados. Otros prefieren gastar en cenas más sofisticadas, para otros eso no es elemental. No todos bebemos lo mismo. No todos estamos interesados en ver lo mismo y las atracciones turísticas suelen ser costosas en ciertos países. Hay quienes se gastan todo en souvenirs para toda la familia, la oficina, amigos y demás.

Como quiera ve preparado con algo de efectivo, tarjeta de débito y tarjetas de crédito. Por cierto, si viajas al extranjero es muy importante que avises que andarás fuera del país para que no te bloqueen las tarjetas.

Comiendo rápido y barato en Budapest. Foto © Silvia Lucero


7. La pregunta del millón: organizo todo yo o me voy con agencia de viajes

Como decía a principio, planear un viaje es mucho trabajo, es comparar hasta hallar las mejores tarifas, sin que eso sacrifique la calidad. Hacer reservaciones de hoteles, comprar vuelos o lo que necesites para desplazarte, investigar sobre restaurantes, bares, tiendas, museos, tours y mucho más. Y todo eso toma mucho tiempo.

Recomiendo hacerlo por tu cuenta si:

  • Vas a hacer un viaje muy largo, tienes dos meses o más para recorrer Sudamérica, Europa, Asia o si vas a viajar por carretera por todo un país. Ahí lo mejor es que manejes todo tu tiempo.
  • Si tienes el tiempo, la paciencia y eres viajero duro o sea viajas tanto, que tienes experiencia organizando siempre tus viajes.

Con agencia si:
Aquí lo dividiría porque hay distintos tipos de agencia: las clásicas y las que hacen todo a la medida.

  • Si tienes requisitos muy específicos como cierto presupuesto (que no te pases de él), quieres cierto tipo de hoteles, tienes intereses o pasiones que quieres que formen parte de tu viaje e ir a restaurantes y lugares más locales, en pocas palabras quieres evitar lo típico turisticote lo más que se pueda. En este caso te aconsejo buscar una agencia que diseñe viajes 100% a la medida.
  • Si quieres un paquete, donde te suban a un autobús con 50 turistas, no te importa que te bajen rápidamente a tomar foto de las atracciones, no te importa que no sea personalizado, ni los hoteles donde te hospeden. Lo que quieres es que te hagan todo, te den un precio y ya, listo. Aquí lo haría con agencias mayoristas.
  • Si vas a hacer un viaje que incluya rutas muy complicadas.
  • Si no tienes tiempo de planear y hacer todas las reservaciones. Ya sea por tu trabajo en la oficina, en casa o simplemente porque prefieres dejarlo todo en manos de un experto.

Rumania es un país precioso, pero es uno de esos destinos que es mejor hacer con una agencia especializada. Foto © Silvia Lucero

Recuerda que por muy pesada que pueda resultar toda la planeación, al final de cuentas tu viaje te dejará una experiencia para recordar toda la vida. Y lo más importante ¡vas salir y ver el mundo!


Si necesitas de servicios de agencia de viajes, donde te diseñen todo 100% a la medida, basado en tus intereses, pasiones y presupuesto, escríbeme a silvia.lucero@tripdreaming.com

 

The following two tabs change content below.
Silvia Lucero es la creadora de La Trotamundos. Periodista y blogger de viajes, ha trabajado y vivido en varias ciudades del mundo y está siempre en busca de nuevas aventuras y experiencias.

Comments are closed.